Loading...

viernes, 30 de marzo de 2012

CALDERÓN EN TERCER GRADO

Comparto la opinión de Roy Campos sobre la doble personalidad política del  presidente Calderón: es un buen polemista en corto, combativo, incluso por momentos brillante. Pero un orador mediocre, con discursos plagados de sensiblerías y lugares comunes. Muy lejos, ya no digamos del estadista, sino del político con una sólida formación jurídica y económica, egresado de universidades extranjeras de élite.

El "amigos y amigas" de Calderón suena falso, mecánico, y  los traicioneros "gallos",deslices, accidentes guturales, suelen transformarlo en un adolescente echado pa delante, pero torpe. Su guerra contra el narco - o como ahora le llamen- se nos ofrece envuelta en la moralina del merolico parroquial, cuya sobriedad espanta por la resequedad espiritual que deja entrever

La mejor impresión de Calderón -el demócrata, el republicano de vena parlamentaria- quedó confirmada el pasado miércoles en el  programa Tercer Grado, en el que ocho conspicuos miembros de la comentocracia nacional tuvieron como invitado al presidente de la República, en un ejercicio periodístico inédito que concitó el interés de frontera a frontera y de costa a costa de nuestro gran país.

Como era de esperarse la víspera del inició formal de campañas, el "espurio" hizo una vehemente defensa de su gobierno que tiene como columna vertebral una amplia obra de infraestructura- perfectamente visible en las ciudades medias, sobre todo-, programas sociales como el seguro popular, y la preservación de una estabilidad macroeconómica-herencia de los ajustes del presidente Zedillo-  que envidiarían algunos de países primermundistas.

Calderón respondió hasta las preguntas más escabrosas como en el caso de la Estela de Luz,explicando detalladamente el proceso de la obra desde su concepción, la creación de un jurado, su licitacion,  hasta su accidentada y onerosa construcción.

Otro tema difícil  fue el de la política educativa, que rebatió-aquí sí, muy en corto-con Carlitos Loret. Fue quizás el momento de mayor crispamiento de la comparecencia mediática de dos horas. Cuando se vio a un Calderón como gallito de pelea, cabeza con cabeza, con el joven reportero y conductor de Primero Noticias, y cineasta debutante al lado de Juan Carlos Rulfo, con el documental favorito de la Chucky Gordillo: De panzazo.  

Cuestionado sobre los "agravios" a su persona e investidura-"ilegítima" para muchos-, sobre todo los procedentes de la "izquierda"-igualmente  "espuria" para otros tantos, sobre todo ahora con la adopción de Bartlett, el de la "caída" del sistema" en el 88, con lo cual se atentó contra el origen simbólico del PRD-, el presidente panista replicó parafraseando una consigna de la vieja  izquierda : "Perdono, pero no olvido".

Sobre el "amoroso" perdón que recientemente le concedió-urbi et orbi, en El País-, su némesis Amlove, Calderón dijo que agradecía la "generosidad del perdonavidas",pero que no tenía nada de qué ser perdonado por su rival político en la carrera presidencial del 2006:" Yo gané bien, Joaquín", dijo en tono confidencial en horario estelar del Canal de las Estrellas al conductor del Noticiario y columnista de Milenio,en uno de los espacios televisivos que debe haber tenido el más alto rating en su género. 

En cuanto a su "guerra contra el narco", y a pregunta expresa de Carlos Marín(¿Por qué no le dejaba a los gringos la tarea de impedir el paso de la droga a su territorio mientras el gobierno mexicano  implementaba una política de prevención y  salud pública?), Calderón explicó que en ese sentido él le había propuesto al gobierno estadounidense establecer un "puerto franco" para   la entrada de drogas; que lo que su gobierno combatía era al crimen organizado que estaba devorando los espacios públicos, institucionales,ciudadanos, en algunos estados y municipios.

Y fue más allá, insinuando que los gringos de plano no querían privarse de sus necesarias dosis de alipuses, tal y como corresponde a toda sociedad posmoderna desencantada de una "calidad de vida" basada en la acumulación de bienes materiales y a crédito:  "Allá-dijo el "üsurpador"-, hasta los mejores artistas se dan sus pases de mariguana"


(También en México, señor presidente...con todo rejpeto; y los cocainómanos de clóset abundan en las burocracias gubernamentales y privadas; al fin su gobierno- en otra paradoja sexenal-  tuvo a bien, muy bien, legalizar la dosis personal de coca y mota)



Calderón dio la  impresión-como bien lo señala Ciro Gómez Leyva en su artículo de ayer en Milenio-, que si por él hubiera sido, ahí se hubieran amanecido... Y  buena parte del teleauditorio con ellos.

Hasta tiempo  para ciertos destellos irónicos se dio el presidente cuando algo dijo sobre las "mancuernillas de Joaquín".¿Deslumbrantes símbolos de status?¿ Antiguallas ornamentales de los tiempos de la guayabera?

  Y qué decir de los capoteos presidenciales a las picantes, muy saludables  veleidades de Marín("¿Se imagina usted como caballero consorte de la presidenta Margarita?)y de Víctor Trujillo(!!Ahí te habla la pinche Sosa!!), quien por cierto reapareció más Beba Gaytán que nunca.



Puede uno (ya ves cómo es UNO) creer o no en los argumentos y cifras presidenciales( a mi juicio el BALANCE-nombre de un hipotético diario fundado por el ex presidente Calderón- es bastante mediocre, por el enorme rezago político, la equivocada estrategia contra el narco, los 50 mil muertos, entre otro items),pero el simple hecho de afrontar un desafío como el del miércoles por la noche sienta un precedente invaluable dentro de nuestra transición democrática, con un menaje contundente para la clase política, para los gobernadores del nuevo Feuderalismo, arrendadores de diarios locales: Abranse, lléguenle al escrutinio ciudadano representado por los medios.

(Me imagino al gobernador de BCS, Marcos Covarrubias, sometido a una prueba así, en el Canal 8 del IERT- pero sin paleros, desde luego-devolviéndole a la sociedad lo que es de la sociedad, pues somos los contribuyentes quienes pagamos esos medios públicos convertidos en burdos instrumentos de propaganda gubernamental, y de culto a la pobre personalidad del gobernador: !!Gracias, Marcos!!, dice el coro infantil.)

También un  recadito para el "gremio periodístico", en buena medida esclavizado por la autocensura dictada por el estómago: pregunten con toda libertad, sin miedos; la piedra angular de la democracia es la libertad de expresión, y la mejor divisa, la credibilidad.

Otra lección del Tercer Grado con Presidente en la silla de los "acusados", es que la "mafia" conformada por Televisa, Mileno y demás cofrades de la "dereshaaa", cuando menos en nada se parece a las mafias de los países totalitarios como Corea del Norte, por ejemplo- un país tan amado por la "izquierda" petista-,o Cuba e incluso la Venezuela de Chávez.

"La democracia también es negocio", respondió el Tigrillo Azcárraga cuando le preguntaron si como su padre seguiría siendo un "soldado del PRI". Pragmatismo o cinismo del bueno. Menos mal.

 Lejos, muy lejos estamos de aquella nauseabunda complicidad de Televisa en el fraude electoral del 88. De  aquellas "entrevistas" del ahora  simpatizante "izquierdista" Jacobo Zabludovsky, a su vez "soldadito de Azcárraga" con un perverso  medio hermano de Cuauhtémoc Cárdenas, y con el propio presidente Miguel de la Madrid después de la "caída del sistema".


  Y esta apertura, esta  libertad de expresión de la que hoy gozamos hasta el libertinaje,no es una graciosa concesión de ningún gobierno, de ninguna mafia, es una conquista de la sociedad mexicana. De ese México moderno que como dice Aguilar Camín, utilizando una metáfora lacustre o  marítima, es el medio cuerpo de la nación fuera del agua, que nadando , remando, veleando con los viento libertarios a favor, propiciados en buena medida por la revolución tecnológica, puede llegar a sacar la otra mitad a la superficie democrática.(EL)

PD.- Saludos desde el Cafeliz de Todos Santos; gracias a su personal por las atenciones recibidas !Salud!.  

jueves, 29 de marzo de 2012

(Tercera entrega) Bahía Magdalena, una vez más, en la mira del capitalismo transnacional.

LA SUERTE ESTÁ ECHADA. (292)

                                                                                                                 Bobby García
           
&.- Marcos Covarrubias suscribió carta de posesión.
&.- Ahora quiere entregar Isla Margarita.
&.- Resumen.

La posible invasión de Bahía Magdalena se inició desde el momento en que Marcos Covarrubias Villaseñor, hace seis años, como alcalde de Comondú, extendió a Luis Cano Hernández (el del Mogote), certificando que tenía diez años avecindado en Cabo San Lázaro. Este cabo se encuentra al suroeste de la Isla Magdalena, es decir, en la costa del Pacífico, casi en línea con Puerto San Carlos. Luis Camacho, en ese momento presidente del Comité de Administración de la Cooperativa San Carlos, dice: “en más de 60 años ninguna autoridad había visitado la isla. Fue hasta febrero de 2007 cuando el entonces presidente de Comondú, Marcos Covarrubias llegó al lugar con algunas cobijas y despensas para los pescadores. Dos meses después, apareció el gobernador del estado, Narciso Agúndez, acompañado de elementos de la Zona Naval a bordo de lanchas rápidas. Agúndez regresó a Cabo San Lázaro, ahora en helicóptero. Esta vez iba acompañado con parte de su gabinete y Luis Cano Hernández, empresario inmobiliario. El ejecutivo estatal llevó a los lugareños cobijas, despensas y dos placas solares”. “La Cooperativa San Carlos pesca en San Lázaro desde 1960 gracias a la concesión que le otorgó el gobierno para explotar langosta, abulón, camarón, almeja catarina, pescado y escama. Luis Cano entregó a la Secretaría de la Reforma Agraria una constancia firmada por el alcalde de Comondú Marcos Covarrubias y el Delegado de San Carlos Ernesto Prieto, quienes certificaron que Luis Raymundo Cano Hernández, estaba en posesión y explotación del predio conocido como Cabo San Lázaro, desde hace más de diez años”. Hasta aquí la intervención oficial del ahora gobernador del estado, que como alcalde comundeño no tuvo empacho en firmar una carta de posesión a favor de Luis Cano, cuando seguramente no conocía físicamente la isla y mucho menos Cabo San Lázaro, y por lo tanto nunca había desarrollado actividad pesquera de ninguna naturaleza.

A seis años de la actuación delictiva del actual gobernador –firmar carta de posesión apócrifa- circula por la prensa e internet la noticia de la incursión de capital extranjero para construir un muelle de cruceros en Isla Margarita, al sur de Isla Magdalena y que junto con Isla Creciente forman el escudo que protege a Bahía Magdalena de la “furia” del oleaje del Océano Pacífico: Por Internet circula la siguiente nota: “En un primer momento el presidente Felipe Calderón Hinojosa luchaba para que el área de isla Santa Margarita, ubicada en Bahía Magdalena, se convirtiera en un área natural protegida. El destino del paradisiaco (sic) lugar ha cambiado; ahora la empresa Carnival Cruises construirá un muelle de cruceros con una inversión de 150 millones de dólares”. Tal intento es ampliamente respaldado por el gobernador Marcos Covarrubias. Si extendió carta de posesión ilegal, ahora se frota las manos para participar del festín de los miserables.
Isla Santa Margarita –conocida como Margarita- está ubicada en Bahía Magdalena, al sur de la isla del mismo nombre. “Tiene una longitud de 40 kilómetros y 8 de ancho, aproximadamente,” y es el asiento de varias familias dedicadas exclusivamente a la pesca de todas las especies que allí abundan, característica primordial de todo el complejo lagunar. A mediados del siglo pasado el gobierno mexicano estableció una guarnición naval y militar al norte de la isla, llamada Puerto Cortés y  por la actividad pesquera se funda Puerto Alcatraz, una escuela primaria y una telesecundaria. Al sur y por la costa del Pacífico, los lobos marinos ya son parte del entorno. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com  
PASEMOS EL RUBICÓN: Resumen; #.- Bahía Magdalena es asediada por los imperialistas y por los funcionarios federales y locales desde tiempo inmemorial. El maestro Filemón C. Piñeda nos dio muestra de su valentía con su poema Magdalena. Hoy el gobierno federal y el gobernador que mintió al suscribir carta de posesión a Luis Cano, dan por un hecho que Isla Margarita será entregada a la empresa Carnival Cruises. A seguir el ejemplo del maestro Piñeda y utilizar todos los espacios para denunciar el nuevo asalto. Alea Jacta Est. 30-03-12. Concluiré el próximo miércoles.

martes, 27 de marzo de 2012

EL autismo de la Iglesia

Diario de Colima                                27 marzo 2012.

DENISE DRESSER
MARCIAL Maciel, pederasta. Juan Pablo II, encubridor.
Legionarios de Cristo, cómplices. Norberto Rivera, omiso. Oligarcas mexicanos, incondicionales. La cúpula de la Iglesia católica, culpable. Difícil reconocerlo, entenderlo, admitirlo. Pero es la verdad que lleva años allí; que algunas víctimas valientes han denunciado; que algunos periodistas comprometidos han investigado; que muchos mexicanos necesitan saber. Porque la podredumbre exhibida sobre el fundador de los Legionarios de Cristo no es tan sólo un caso aislado de complicidad compartida, o de silencio impuesto. Evidencia lo que en latín se conoce como ignorantia affectata, la “ignorancia cultivada”. Esa mezcla de arrogancia, desdén, e indiferencia manifestada por los miembros de una familia que prefiere defender la imagen de sus jerarcas, antes que proteger la inocencia de sus niños.

Quizás lo que más ha sorprendido y más duele no es que Marcial Maciel –y otros sacerdotes–hayan abusado de menores, sino que la Iglesia lo sabía y los encubrió. La Iglesia estaba al tanto de su historia y la negó. Permitió que él y otros continuaran abusando, molestando, violando, saltando de parroquia en parroquia, de estado en estado, de país en país. A pesar de la primera visitación papal a la Legión para investigar los presuntos abusos sexuales de Maciel en 1956. A pesar de los reclamos reiterados de sus víctimas a lo largo de los años. A pesar de los reportajes del Canal 40, que le costaron el retiro de la publicidad empresarial por parte de multimillonarios convertidos en apóstoles del legionario libidinoso. A pesar de la investigación en el programa “Círculo Rojo” de Carmen Aristegui y Javier Solórzano. Ante la evidencia acumulada de comportamiento criminal por parte del clérigo, siguió la cerrazón orquestada. La negación institucionalizada. La evasión practicada por quienes prefirieron cerrar los ojos y vender el alma.

Como Hugo Valdermar, vocero de la Arquidiócesis, quien insiste en negar que el Cardenal Norberto Rivera estuviera enterado de la pederastia sacerdotal. Como tantos clérigos que se convirtieron en cómplices a través de la aceptación pasiva. La mirada esquiva. La preocupación por el ascenso y la carrera, y el puesto y la reputación. La solidaridad institucional por encima de un sentido mínimo de humanidad o un entendimiento básico sobre la justicia. Dentro de la cúpula del catolicismo hay quienes todavía se creen intocables e irreprochables, más allá de la ley y sus sanciones. Quienes piensan que los pederastas no necesitan castigo sino rehabilitación, y que no es necesario procesarlos sino perdonarlos. Quienes no están lo suficientemente enojados con lo ocurrido ni han desplegado un remordimiento creíble.

En su libro Papal Sin: Structures of Deceit, el escritor católico Gary Wills argumenta que el abuso sexual cometido por clérigos ha demostrado tres cosas: 1) La crisis de la Iglesia no está confinada a la pederastia y no se resolverá atendiendo nada más ese problema; 2) La crisis se debe fundamentalmente a la ausencia de una rendición de cuentas del mundo eclesiástico al mundo laico; 3) Hay una corrupción endémica en la jerarquía de la Iglesia, causada por la secrecía, la negación y la docilidad a las directrices del Vaticano. La respuesta de la Iglesia ante al escándalo revela su lado más oscuro: una propensión persistente a la arrogancia; una cerrazón preocupante ante la crítica; un autismo alarmante ante el sufrimiento de sus feligreses.

La Iglesia le ha fallado a sus víctimas y no logra entender el clamor legítimo de quienes han sido acariciados, masturbados, violados. Y tanto el Vaticano como los Legionarios de Cristo no pueden seguir eludiendo o minimizando lo ocurrido, que no termina con la muerte de Maciel: otros párrocos culpables deben ser procesados y encarcelados. Si hay una denuncia sustancial contra un sacerdote que involucre el abuso sexual de un menor, ese sacerdote debe ser removido permanentemente de su puesto. Porque dentro de la Iglesia hay, sin duda, muchos hombres y mujeres de bien. Pero los pecados de un grupo y la reacción deplorable de la burocracia católica han ensuciado la reputación de toda la institución.

Y más allá de ello, como lo revela Lydia Cacho en Los demonios del Edén, el abuso sexual a menores no es monopolio de la Iglesia católica. México es un país de pederastas y de políticos que los amparan. México es un país donde las redes de pedófilos encuentran autoridades que las tejen. Más de 20 mil niñas violadas y niños acosados. Cientos de menores de edad vendidos por sus padres y comprados por pederastas. Círculos concéntricos de complicidad evidenciados en las 16 menciones en su libro a Emilio Gamboa Patrón, excoordinador parlamentario del PRI. Las 27 menciones a Miguel Ángel Yunes, actual candidato del PAN a la gubernatura de Veracruz. Si el dolor producido por Marcial Maciel y sus múltiples protectores sirve de algo, debería ser para combatir la impunidad en tantos casos más. Para evitar que la pederastia sea tan sólo un asunto encubierto, que queda “en familia”.

(Segunda parte) Bahía Magdalena, una vez más, en la mira del capitalismo transnacional.

LA SUERTE ESTÁ ECHADA. (291)
                           
                                                                                                                  Bobby García.

   - Marcos Covarrubias suscribió carta de posesión 
AAhora quiere entregar Isla Margarita.

“Bahía Magdalena está protegida del fuerte oleaje por la contracosta que forman la inmensa y alargada isla de Magdalena y la Isla Margarita. La ensenada sirve de puerta natural al Pacífico. Esta bahía, sus islas, esteros y canales inimaginables, marismas, ensenadas, manglares, constituyen una reserva natural increíble, donde la naturaleza cumple el ciclo vital de toda la biodiversidad allí abundante, que cumple su función universal y natural. Estas características hacen de la bahía y todo el complejo lagunar una prioridad de conservación de su biodiversidad para México y el mundo. Las corrientes oceánicas permiten que haya nutrientes para las especies como el atún de aleta amarilla, sardina, guachinango, cangrejo, rayas, curvina, marlin, camarón, calamar, abulón, lenguado, almeja, tiburón, tortuga y la reina y joya de estas latitudes, la ballena gris que es fundamental para la visita de cientos de turistas que año con año llegan. Sin faltar la variedad de aves endémicas y las migratorias. Es el santuario más importante de la sardina de la costa del Pacífico Norte. En Boca de Santo Domingo hay una colonia de lobos marinos que ya se ha extendido hasta el sur pacífico de Isla Margarita. Bahía Magdalena, por su tamaño, su riqueza en bruto, su humedal, sus islas, canales y biodiversidad, es un verdadero santuario de la naturaleza, pero a la vez, la han convertido en un territorio codiciado para gobiernos extranjeros y aventureros de cuello blanco. Es también punto estratégico codiciado por cualquier potencia imperialista. Desde el último tercio del Siglo XIX, el gobierno de Juárez concesionó la bahía. A principios del Siglo XX, el gobierno de Porfirio Díaz acordó con Estados Unidos que la marina de guerra anclara en Bahía Magdalena para realizar ejercicios de tiro al blanco. Algunos sudcalifornianos se opusieron de alguna manera a esta intromisión extranjera. El jefe político, Coronel Agustín Sanginés, acudió a Bahía Magdalena a dar la bienvenida a la flota gringa, a nombre del gobierno de la república. A su regreso los masones le organizaron una cena en la que el poeta Filemón Cecilio Piñeda (1828-1921), leyó el poema Bahía Magdalena: Allá, tras las vastas serranías/ que se alzan como esfinges egipciacas;/ allá tras las yermas lejanías/ que inspiran oraciones elegiacas,/ allá, tras los árboles tintóreos/ y las plantas textiles, que la mano/ del hombre despedaza y aniquila/ la Magdalena, orgullo mexicano/ extiéndese magnífica y tranquila/ como una Emperatriz del gran océano./ Allá se ve incrustada entre las olas/ del Pacífico mas que la acaricia/ y le canta sublime barcarolas;/ es, geográficamente, una delicia/ y por eso la patria la ama a solas;/ y por eso el extraño la codicia./ Uncle Sam, el tío Sam imperialista/ hojeando de Dewey un infolio,/ leyó “bahía”… concentró su vista/ en el paisaje… y se sentó en su solio…/ poco después en todo el Capitolio/ como en toda la Unión, se oyó ¡conquista!/ ¿Qué quien lo dijo? no lo sé. ¿Intuiciones?/ tal vez; pero es el caso, que ese caso/ lo repitieron todas las naciones./ Y ¡sarcasmo! dijeron los nipones/ y ¡eureka, eureka! más allá de El Paso./ Mas contra todo eso está el abrazo/ de Root. ¿Por qué perdemos la esperanza?/ ¿Es que la libertad es un acaso/ cuando la fuerza inclina la balanza?/ El deber, como rasgo inconcebible/ penetra el corazón de los humanos/ y ve en la diplomacia algo temible/ oculto en la falange de sus manos./ Y, aunque quiera olvidar acciones viejas,/ las nuevas le maltratan como espinas;/ le pone un velo a California y Texas/ y asoman Puerto Rico y Filipinas/ y se subleva y dice: ¡americanos/ despertad, porque Atila está a las puertas!/ y el eco repercute por los llanos,/ las sierras y los mares mexicanos/ como la ronca voz de mil alertas, / y el patriotismo eleva sus canciones/ tan llenas de vibrantes armonías/ que alienta y electriza corazones…/ y… allá, tras las vastas serranías/ que se alzan como esfinges egipciacas;/ allá, tras las yermas lejanías/ que inspiran oraciones elegiacas,/ está la Emperatriz de las bahías!!! (30 de Abril 1908)”. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com
PASEMOS EL RUBICÓN: La actuación de Filemón C. Piñeda, el leer su poema ante el Coronel Agustín Sanginés, en la convulsa época -1908- que presagiaba la Revolución Mexicana, fue un acto casi heroico pues oponerse al gobierno hacía peligrar la integridad personal y familiar. Y el gobierno “tentaba al lobo” al permitir la presencia de la armada gringa, como hoy el neopanista Covarrubias pretende trastocar Isla Margarita. Alea Jacta Est. 28-03-12  (continuaré el viernes)

Preguntas y respuestas


FEDERICO REYES HEROLES
Por qué en una elección la decisión se va a la izquierda y en la siguiente a la derecha. Cuánto puede pesar un debate. Por qué en algunos casos los candidatos son un factor clave y en otras no. Qué tanto pesa el Gobierno saliente. Hasta dónde el azar juega un papel en los votantes. Y la imagen de los candidatos, qué tanto influye en el voto. Son los spots de las campañas un factótum o un simple ingrediente más. Qué tan racional o irracional es el voto. Con cuánta antelación decide el elector. Cuáles son las claves de su decisión. Indagar el sentido del voto es una labor apasionante, por lo menos para los politólogos y los aficionados, que son muchos. Si desde fuera el asunto provoca discusiones apasionadas, imaginemos el lío que se traen en los equipos de los candidatos.

Pero más allá del interés intelectual o de la simple curiosidad sabemos que el voto tiene cierta evolución. Tiende a ser cada vez más complejo, más elaborado. No es lo mismo una sociedad rural que una urbanizada. No es lo mismo una sociedad con crecimiento poblacional y muchos jóvenes que una estabilizada y con una creciente población adulta y avejentada. No es lo mismo una sociedad rica que una pobre, una ignorante que una educada. Una propensa al cambio o una conservadora, una nacionalista o una dividida. Una sociedad con un fuerte individualismo o una dominada por el corporativismo. En ese sentido las elecciones son mucho más que, simplemente, vencedores y vencidos. Son la radiografía de una sociedad. Indagar el por qué del sentido del voto, es lo que nos permite conocer las fortalezas y debilidades de una sociedad.

Algunas de las tendencias universales están más o menos claras. Los autores que han trabajado el tema conforman una larga lista. Por ejemplo, sabemos que durante el Siglo XIX en las democracias consolidadas el voto era básicamente ideológico. Uno nacía conservador o liberal, Tory o Whig por citar el caso británico, en casa se enseñaba un código de interpretación de la vida y éste prevalecía hasta la muerte. El elector se levantaba el día de la elección y salía a cumplir con su convicción. No se miraba demasiado a los candidatos o sus propuestas. Comunistas, socialistas, moderados, liberales o las derechas trabajaban para su ideal. Los socialdemócratas o las democracias cristianas conformaban bloques más o menos estables. Pero el asunto se empezó a volver más complejo.

Los procesos de urbanización de principios del Siglo XX y el crecimiento en la influencia de las comunicaciones cambiaron las coordenadas de la decisión del elector. En democracias tan antiguas como la estadounidense apareció una modalidad de voto cambiante: en una elección se votaba en un sentido y en la próxima en el otro. Lo mismo ocurre en una misma elección: el votante le da a un partido un voto para la Presidencia, a otro otra para el Senado y así, seleccionando con otros criterios. ¿Cuáles? Este grupo crece sin cesar. Sabemos que el peso de los candidatos, de su imagen y de sus pronunciamientos cada día pesa más.

Sabemos que a la disminución del voto ideológico corresponde un creciente interés por las plataformas y por las propuestas concretas. A mayor nivel educativo el voto tiende a volverse cada vez más sensible a temas y posturas sobre asuntos muy concretos. Una declaración homofóbica, racista, misógina por ejemplo puede costarle una elección a un candidato. ¿Es esto bueno o malo para las democracias? El mayor nivel de exigencia ciudadana siempre será positivo y obligará a los políticos a ser más profesionales. Pero hay algo más, este nuevo votante urbano, no ideológico, no corporativo, más informado, con mayor nivel educativo, tiende a ser menos extremista, pertenece a un mainstream, a una corriente central de valores que no apoya los radicalismos. Eso es una garantía de estabilidad de largo plazo.

En México tenemos una amplia población joven. Cada tres años, en cada elección federal, hay alrededor de tres millones de votantes de primera vez. El voto ideológico ha ido disminuyendo sensiblemente y cada día la población observa con más detalle qué proponen los candidatos. Los debates pesan y mucho. Sobra decir que el papel de los medios ha sido central en esto. El peso del PRI ha venido disminuyendo históricamente, pero en los últimos años ha cobrado nueva fuerza, nada indica que desaparezca. El PAN ha crecido hasta llegar a más o menos un tercio y la izquierda estuvo a punto de ganar la elección en el 2006. El interés por las propuestas concretas crece y el elector es cada vez más exigente. Eso es una buena noticia. En esta elección por primera vez una mujer tiene posibilidades reales de ganar. ¡Las novedades son muchas! Pero debemos tratar de que el debate tenga un rumbo.

Es por esto que un grupo de mexicanos formulamos una serie de preguntas. Queremos saber qué responden los aspirantes a cada una. No es más ni menos que eso: interés ciudadano, preguntas concretas que esperan respuestas concretas.

lunes, 26 de marzo de 2012

COLOSIO A LA DISTANCIA…



24 horas después de la ejecución del candidato del PRI a la presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio, descendí en compañía de un enviado del San Diego Union Tribune y otro periodista tijuanense,  a las siniestras entrañas de  Lomas Taurinas.

Nadie quería hablar del trágico acontecimiento. La gente tenía miedo, mucho miedo. Nos remitieron a Yolanda Lázaro Caratachea, la lideresa priista de la colonia, encargada de la organización del evento, y quien estuvo en todo momento flanqueando a su candidato.

Ella les va decir lo que todos aquí sabemos”, dijo el  dueño de la “troca” que había servido de templete en el mitin, y de la casa ubicada justo atrás del escenario.

Doña Yolanda vivía en una calle  con un nombre emblemático: Carlos Salinas de Gortari.

La encontramos en un estado de excitación nerviosa e indignada, pues no la habían llamado a declarar, a pesar de tener información privilegiada, de primera mano de los prolegómenos y del desarrollo de la concentración popular.
Entre todo lo dicho por la lideresa de Lomas Taurinas, llamó la atención su descripción detallada de las horas previas a la llegada de Colosio, en las que las brigadas del PRI descubrieron entre los contingentes que venían llegado y portaban pancartas, globos rojos, y lo que parecía ser un “aretito” en la oreja que resultaron ser audífonos, a varias réplicas de quien  resultaría ser Mario Aburto.

Algunas de las  pancartas,  traían  leyendas agresivas: “Marcos y el EZLN te vigilan”.

Esta versión de los  Aburtos, empezó a tener resonancia hasta que semanas después fue retomada por la prensa nacional, sobre todo por diarios como El Financiero.   

La misma noche del asesinato había sido encontrado el cadáver de un clon del asesino “confeso” en un taller de Tijuana, y  detenido con la camisa manchada de sangre otra réplica del joven migrante michoacano en el lugar mismo de los hechos: el agente  de seguridad: Jorge Sánchez Ortega.

La madre de Aburto, María Luisa Martínez, declaro a la prensa en agosto del 94, que había estado a punto de abrazar a un sujeto idéntico a su hijo en los separos judiciales de Tijuana.

¿Era el Aburto detenido en Lomas Taurinas el mismo que fue presentado ya con el pelo corto en Almoloya?
Luego vino la  secuela de ejecuciones de personajes relacionados con el Caso Colosio como el del jefe de la policía municipal de  Tijuana, Federico  Benítez López, quien realizaba una investigación paralela del crimen,  y el ex delegado de la PGR en BC,  Arturo  Ochoa Palacios.    

Y qué decir de la remodelación inmediata de la escena del crimen,a cargo de Sedesol, encabezada en Tijuana por Jaime Martínez Veloz.

Una nueva  fiscalía especial  cambió la versión del "asesino solitario" por la del "complot" o la "acción concertada". Surgió entonces el "segundo tirador" personificado por un migrante oaxaqueño: Othón Cortez, a quien su propia esposa había relacionado con el general   Domiro García, jefe del cuerpo de seguridad del candidato.

Después de una temporada en Almoloya, Othón fue exonerado. Según la versión del semanario Zeta, de Tijuana, se trataba de uno de esos humildes afanadores que se acercan a los partidos y a los políticos para "ver que se les ofrece". Era un inofensivo "milusos", sin mayor trascendencia.

Pero hay una foto publicada por el mismo semanario tijuanense, en la que Cortez aparece despidiendo al pie de la escalerilla del avión al presidente Salinas y a su secretario de Sedesol, Colosio, luego de una visita a la Tijuana inundada por las lluvias  en 1993.

¿Qué hacía un tipo tan "insignifcante" en plena pista entre los dos poderosos personajes?
    



El  “CABALLERO ÁGUILA” Y EL ABOMINABLE  DOCTOR MESSINA

Cuando empezaron a trascender algunos rasgos de la personalidad del asesino, me llamó particularmente la atención su “investidura” de “Caballero  Águila”, y  su relación-según a nova de Aburto- con un personaje llamado Ernesto Messina, un cirujano plástico que tenía su consultorio en el centro de Tijuana, a la vez sede de un supuesto Partido México-Estados Unidos, por él fundado, que tenía como principal objetivo la anexión de nuestro país al vecino del norte.

Previa cita, fui grabadora en mano a entrevistarlo(conservo la cinta). Messina era un hombre pequeño, moreno, que me recibió sentado ante su escritorio sobre el cual tenía varios ejemplares de la revista Proceso, sobre todo el más reciente y visible, donde en la portada aparecía un  acercamiento del rostro de un Colosio compungido,  con los ojos irritados y un titular: “EN EL  LIMBO”.

El reportaje  registraba un incidente suscitado en la gira de Luis Donaldo por Jalisco. Una simpatizante al tratar de tocarlo le había inflingido  al candidato una pequeña herida a la altura del mentón.
Messina no reconoció al discípulo Aburto, pero tampoco lo negó. “Si vino, no me acuerdo, pero de cualquier forma  lo felicito por su acto heroico”, dijo visiblemente excitado.
 Mesina no dejaba lugar a dudas: la muerte de Colosio lo alegraba, ya estaba programada y …las que vendrían.
Era el fin del PRI y de México como nación. Se acercaba  la hora de cumplir con el destino manifiesto de la anexión a Estados Unidos.   

Me fue muy difícil permanecer por más de dos horas frente a un hombre tan perverso, tan enfermo, tan lleno de odio. Ernesto Messina: quizás el único mexicano que reconoció públicamente su júbilo por la muerte de Luis Donaldo Colosio.


FERNÁNDEZ MENÉNDEZ Y EL CONO DE SOMBRA

En su espacio editorial de Excélsior, el periodista  Jorge Fernández Menéndez-mi vecino de página editorial de Unoasuno en esos aciagos días- publicó recientemente  un artículo sobre los cabos sueltos, las líneas de investigación desechadas en el Caso Colosio.
“¿Por qué Aburto mató a Colosio? – se pregunta el columnista-. Sólo un periodista, Jesús Blancornelas, ya fallecido, logró entrevistar a Aburto y en realidad no le dijo nada. No ha dicho nada en 18 años. Este fue su testimonio, escrito, para la investigación del fiscal Luis Raúl González Pérez. Se respeta la transcripción original.
La traia del lado derecho de la sintura y casi me tiran la pistola. Entonces la saco para meterla a la bolsa de mi chamarra derecha. La saqué con la mano derecha. Me calaba mucho la bola de la pistola donde van las balas porque el pantalon que traia me quedaba muy apretado de la sintura. Desde que sali de mi trabajo ahi traia el arma por eso. La saqué para que no se me callera y no me siguiera calando.
Entonces trato de taparme con la jente para poder guardarla. Volteo a mi isquierda y despues a la derecha para ver si aora sí puedo salirme. Pero devido al espacio que habia no podia porque se miraria mas la pistola. Entonces pienso ponerla en la sintura por enfrente del pantalon, pero no quise por que despues me calaria mas y talvez no me dejaria caminar.
Me ago asia mi costado isquierdo tapando la pistola con mi cuerpo para cuando me tapara con la jente de la isquierda poder meter la pistola a la bolsa derecha de la chamarra.Aalcanzo a mirar que el Lic. Colocio con la mano isquierda desplasa a una señora de lentes en la cabesa y que parecia traia unos papeles en la mano. Tropieso lebemente logrando mantener el equilibrio, abriendo un poco mis pies, el derecho adelante y el isquierdo atras y alcanso a jirar asia mi isquierda. En eso siento un puntapie en mi pantorrilla derecha y also la mano derecha para apollarme de alguna persona, sin acordarme que traia la pistola en la mano. Y es cuando se activa el arma devido al puntapie en la pantorrilla y a que se contraen mis musculos y nervios devido al dolor del golpe. Se olle un disparo tan fuerte que quedo aturdido y siento un mobimiento muy fuerte en mi mano derecha al oirse el disparo. Y no veo nada, no pudiendome dar cuenta asta esos momentos que era lo que avia pasado. Yo iva callendo devido a que perdi el equilibrio por el golpe en la pantorrilla, y en eso siento que alguien me arrebata el arma y caigo sentado, y alguien cae sobre mi.
“La versión es insostenible. Pero lo que nunca se investigó fue la vertiente del narcotráfico. Todo comenzó en el Golfo. De ahí, de Tamaulipas, partió el revólver Taurus que usó Aburto. Ahí había sido comprado dos años atrás. Un mes antes del asesinato, otro prominente hombre del Golfo,Humberto García Ábrego, había sido corrido de una cena que se le había hecho al candidato en Monterrey, por órdenes de Colosio. Aburtotenía una lejana relación familiar con la banda de Los Texas, los más importantes sicarios de la región en esos años. Sus mandos se denominaban Águila uno, dos y así sucesivamente. Aburto se llamaba a sí mismo Caballero Águila. Los datos se acumulan, pero siempre fueron desechados, nunca fueron indagados, quedaron, como el  asesinato, en un cono de sombra.”

COLOSIO RIOJAS Y UN LIBRO DE SCHERER


Ante tantos cabos sueltos, la versión del “asesino solitario” sigue siendo poco  creíble. Uno de los más incrédulos es nada menos que Luis Donaldo Colosio Riojas, quien en su cuenta de Twitter ha señalado a quienes utlilizan el nombre de su padre, a la Fundación Colosio, particularmente, para llevar agua a su molino.  
Luis Donaldo no quiere nada con el PRI ni con los priistas. Su resentimiento es natural por el solo hecho de haber perdido al padre-candidato cuando él y su hermana eran unos niños; pero estaría menos resentido si el crimen no hubiera estado bajo ese “cono de sombra” del que habla Fernández.
Una sombra que se extiende a los asesinatos de Ruiz Massieu, la desaparición de Manuel Muñoz Rocha y la cloaca que se destapó con el encarcelamiento de Raúl Salinas de Gortari, a quien Colosio quería mantener a raya por la información que el sacrificado candidato tenía sobre los negocios sucios del “hermano incómodo”, incluyendo sus vínculos con el narco a través  del Cartel del Golfo.
Otro dato más que alimenta la duda, es el que nos proporciona el propio Colosio en el cierre del libro Estos años, de Julio Scherer. En la parte final de este libro, el fundador de Proceso cuenta su último encuentro con Colosio en una cena en la casa del periodista la misma noche en que el candidato pronunció su recordado discurso en el Monumento a la Revolución,  en el que hizo un ejercicio autocrítico que alarmó a la  nomenclatura priista y a los salinistas con sueños transexenales.
Un discurso que para muchos fue de ruptura con Salinas, y para otros tantos una simple adecuación retórica al giro histórico provocado por la emergencia del EZLN en Chiapas, donde su antagonista en la carrera por la designación presidencial dentro de su partido, Manuel Camacho, oficiaba como pacificador y promotor del diálogo con el  gobierno.
Evocando el lirismo de Luther King, Colosio no veía un país en los umbrales del primer mundo, como pregonaba Salinas, sino todo lo contrario: veía, como Justo Sierra, un “México con hambre y sed de justicia”, donde había que erradicar las “perversiones del poder” que atentaban contra el Estado de Derecho.

El libro de Scherer concluye con  una pregunta del reportero y una respuesta contundente del candidato.

-Luis Donaldo, ¿tuvo el presidente conocimiento previo  del contenido de tu discurso?

-NO.   
  


CASA DE CITAS. “El pueblo mexicano tiene hambre y sed de justicia... todo aquel que tenga el honor de disponer de una pluma, de una tribuna o de una cátedra, tiene la obligación de consultar la salud de la sociedad en que vive; y yo cumpliendo con este deber, en esta sociedad que tiene en su base una masa pasiva, que tiene en su cima un grupo de ambiciosos y de inquietos en el bueno y en el mal sentido de la palabra, he creído que podría resumirse su mal íntimo en estas palabras tomadas del predicador de la montaña hambre y sed de justicia... la maravillosa máquina preparada con tantos años de labor y de lágrimas y de sacrificios, si ha podido producir el progreso, no ha podido producir la felicidad... Pertenezco señores, a un grupo que no sabe, que no puede, que no debe eludir responsabilidades.” JUSTO SIERRA. . Fragmento de la alocución presentada en la Cámara de Diputados el 12 de diciembre de 1893: 

Elefantes

Carlos Fuentes

Los partidos políticos de los Estados Unidos de América usan animales como sus símbolos. El burro lo es del Partido Demócrata y el elefante del Partido Republicano. El burro y el elefante son símbolos hasta que sus partidos se comportan, en efecto, como burros o como elefantes. En la contienda electoral de hoy, el Partido Republicano se ha comportado como un burro, y su elefante emblemático es, por lo menos, un elefantito.
El origen de los partidos políticos de los EE.UU. es muy diferente de su realidad actual. El Partido Demócrata data de la presidencia de Andrew Jackson en 1830 aunque su ideología inicial se asocia al presidente Thomas Jefferson. El tema de la esclavitud dividió al partido: el sur pro-esclavista se separa del norte liberal. Abraham Lincoln, republicano, encarna la política anti-esclavista. Pero después de él, el partido se inclina cada vez más a la clase industrial y próspera, hasta que la depresión de los años veinte-treinta lleva a la Casa Blanca a Franklin D. Roosevelt, de 1932 a 1952, si contamos la presidencia demócrata de Harry S. Truman.
Los republicanos regresan al poder con Dwight D. Eisenhower en 1952, los demócratas con John F. Kennedy en 1960 y lo pierden, en seguida, con el contradictorio Lyndon B. Johnson, cuyas medidas populistas ("la gran sociedad") son negadas por su irracional persistencia en llevar a la guerra más injusta y destructiva a un Vietnam, a la postre, unido bajo la égida comunista de Hanói y hoy próspero socio comercial de los EE.UU.
Semejante distancia entre la ideología y la realidad significa el gobierno republicano de Richard Nixon, que inaugura la relación diplomática con China, coexiste con la Unión Soviética y sucumbe a la corrupción y el escándalo de Watergate (1974). Entre tanto, el sur demócrata pasa a ser republicano por oposición a las políticas anti-racistas de los demócratas. El sur y el suroeste ganan en población e influencia. El Partido Demócrata pierde bases y se alternan Bush I, Clinton y Bush II. Este último deja una crisis producto de impuestos bajos y gastos militares altos, que hereda a su sucesor demócrata, Barack Obama, obligado, en primer término, a deshacer los entuertos de Bush y devolverle a los EE.UU., a pesar de la crisis heredada, su dinamismo social en medio de una economía en crisis.
Cosa que en gran medida logra Obama. La legislación bancaria, la extensión de las políticas de salud pública, el incremento de las fuentes de energía: hidrocarburos a la alza, así como producción de petróleo y gas, producción de las importaciones de petróleo a pesar de los altos precios mantenidos por la creciente demanda China y de los países emergentes. La protección ecológica y, en materia internacional, la eliminación de Osama Bin Laden, las opciones alternativas abiertas en Israel e Irán, la retirada de Irak, la reducción de la presencia militar en Afganistán y el cumplimiento de la profecía de cambio en África del Norte pronunciada por Obama en El Cairo en 2009.
Todo ello -y me quedo corto- le da un éxito mayoritario a Obama, aunque pierda apoyo en su izquierda demócrata (lo recuperará a la hora de elegir en noviembre) y gracias a que lo ha ganado entre los independientes que son la mayoría electoral en los EE.UU.
Los republicanos, en cambio, han dado un espectáculo de mediocridad casi risible, de contradicción y ausencia de proyecto nacional. La carrera ha eliminado al gobernador de Texas, Rick Perry: propuso tres temas y sólo recordó uno. Oops! Se esfumó la ultra-conservadora Michele Bachmann, cuyo tema era la invasión de Irán y el apoyo a Israel. Regresa a casa el afroamericano (Herman Cain) acusado de adulterios varios.
De siete, quedaron cuatro. Ron Paul es el más respetable. No hay que estar con su política de abstención del estado de bienestar para aprobar su política externa de limitación reflexiva del poder. Newt Gingrich, tan parecido al Mr. Dick volador de papalotes en la novela David Copperfield, pretende ser el rebelde ajeno al establishment de Washington. Al cual ha pertenecido durante cuatro décadas. Gingrich cambia de ideología como cambia de cónyuges. El candidato de la extrema derecha, Rick Santorum, fue gobernador de Pennsylvania. Ha adoptado, con estridencia, la ideología del"Tea Party". Su insistencia es el rechazo del aborto. Se opone a la investigación de células-madre porque suponen "una visión cosmológica nietzcheana". La homosexualidad es comparable a la unión sexual "de un hombre con un perro". Proclama que "Satanás ha infiltrado la cultura americana". No le agrada la separación de la iglesia y el estado. No llega a la barbarie del popular comentarista de radio Rush Limbaugh, quien trató de "prostituta" a la estudiante de derecho Sandra Fluke favorable al control de la natalidad. Santorum sólo propone que a los bebés se les cubran los ojos cuando maman la leche de sus madres.
Frente a estos pitecántropos políticos, Mitt Romney hace, casi, casi, figura de demócrata liberal. En efecto, como gobernador de Massachusetts, Romney dio una ley de salud pública obligatoria, que Obama ha reproducido a nivel nacional. Obama usará este ejemplo en el debate con Romney (si este, en efecto, es el candidato de su partido). Por la misma razón, Romney está acentuando sus diferencias con Obama en temas como la migración laboral (se opone a ella y se gana enemigos hispanoparlantes), los impuestos (Romney quiere una rebaja general del 20% a la tasación, favorable a los más ricos y se gana enemigos en la clase trabajadora), la salvación de la industria del automóvil (y se gana enemigos en Michigan y Ohio).
Lo malo de todo esto es que la debilidad de los pre-candidatos puede conducir a una Convención republicana sin un claro vencedor. Por ello, el comentarista de derecha, George Will, les pide a los republicanos que, esta vez, se olviden de la presidencia y se esfuercen para ganar el Congreso, y la Convención de Tampa puede escoger a un candidato que no sea ninguno de los que menciono.
Me atrevo a pronosticar que Barack Obama será re-elegido en noviembre. Sólo que en mi calendario no figuran las catástrofes.

¿Estamos gobernados por “ineptocracias”?

Andrés Oppenheimer
Una nueva definición de los malos gobiernos se está propagando rápidamente a través de internet: ineptocracia (i-nep-to-cra-cia): un sistema en que los menos capaces de gobernar son elegidos por los menos capaces de triunfar, y donde los menos capaces de triunfar son abundantemente recompensados con bienes y servicios por elegir a los menos capaces de gobernar.
Tengo que admitir que la primera vez que leí esta definición en un e-mail de un amigo banquero latinoamericano, me sonó un poco demasiado volcada a la derecha. Creo que los gobiernos tienen que ocupar un rol importante en ayudar a los más necesitados a conseguir las herramientas —educación, salud y nutrición— para salir de la pobreza.
Pero el hecho de que el término esté ganando terreno como nueva adición al léxico político latinoamericano es interesante en sí mismo. He escuchado muchas otras definiciones críticas de los malos gobiernos en la región —autocracias, democracias híbridas, e incluso cleptocracias—, pero ésta parece aplicable a toda clase de sistemas políticos de la región que no pueden mantener la seguridad, ofrecer educación y servicios de salud decentes, o suministrar eficientemente otros servicios públicos básicos.
Una encuesta reciente realizada por Latinobarómetro en 18 países latinoamericanos reveló que menos del 40 por ciento de los latinoamericanos están satisfechos con los servicios que les dan sus respectivos gobiernos. Comparativamente, la cifra en Europa es de casi el 80 por ciento, según la directora de Latinoabarómetro, Marta Lagos.
Las encuestas muestran que los latinoamericanos están principalmente frustrados por la incapacidad de sus gobiernos de garantizar la seguridad ciudadana. El cincuenta y cinco por ciento de los latinoamericanos —incluyendo el 71 por ciento de los guatemaltecos, el 67 por ciento de los venezolanos, el 61 por ciento de los mexicanos y el 60 por ciento de los argentinos—creen que vivir en sus respectivos países se está volviendo “más inseguro cada día”, según la encuesta de Latinobarómetro.
Muchos economistas dicen que uno de los motivos más importantes por el que algunos gobiernos latinoamericanos no pueden proporcionar buenos servicios es “un círculo vicioso negativo” que tiene que ver con el pago de impuestos: la gente no paga impuestos porque piensa que su gobierno robará o malgastará su dinero, y los gobiernos no pueden ofrecer buenos servicios porque no logran cobrar los impuestos.
Según estimaciones del Banco Mundial, Latinoamérica —con algunas excepciones, como Brasil— tiene uno de los índices más bajos del mundo en materia de cobro de impuestos. En México, el cobro de impuestos no relacionados con el petróleo es de apenas el 14 por ciento del producto bruto nacional, y en Argentina es del 20 por ciento, mientras que en algunos países del norte de Europa es del 48 por ciento.
Pero Heraldo Muñoz, director de la oficina latinoamericana del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que acaba de publicar un libro en el que pide gobiernos más eficientes en Latinoamérica, señala que pese a la poca confianza que le tienen al gobierno, los latinoamericanos quieren que el gobierno desempeñe un rol cada vez mayor en los asuntos públicos.
“El estado está de regreso en la agenda política latinoamericana’’, me dijo Muñoz. “A diferencia de la década de 1990, en que la consigna era ‘estado mínimo, mercado maximo’, ahora hay una demanda de un mercado dinámico pero también de un estado fuerte".
Entonces, ¿qué recomienda para hacer que las “ineptocracias” latinoamericanas sean más eficientes para combatir la delincuencia y dar mejores servicios públicos?, le pregunté. Muñoz me respondió que hará falta una combinación de liderazgo político y estrategias consensuadas para adoptar medidas a largo plazo que trasciendan los períodos presidenciales.
Los gobiernos quieren hacer todo en cuatro años, porque la política electoral los presiona a mostrar que están haciendo algo’’, dijo Muñoz. “Pero para solucionar temas como la seguridad ciudadana hacen falta periodos más largos. Tiene que haber liderazgo para decirle la verdad a la gente, y decirle que algunas cosas van a tomar tiempo: que resolver los problemas lleva tiempo
Mi opinión: Estoy de acuerdo. Es necesario adoptar estrategias consensuadas de largo plazo para arreglar los problemas más graves, no sólo en Latinoamérica sino también en Washington D.C. La polarización política y la incapacidad de hacer planes que trasciendan los períodos electorales parecen ser problemas universales en estos días.
En el caso de muchos países latinoamericanos, una de las principales características de los gobiernos ineficientes es que tratan de convertirse en fundadores de la patria. Cada nuevo gobierno deshace todo lo hecho por su predecesor, en vez de construir sobre lo que heredó, y de tratar de forjar acuerdos nacionales para resolver los problemas mas importantes. A menos que esto cambie, los problemas no se resolverán, y cada vez más gente empezará a referirse a su gobierno como una “ineptocracia”.

sábado, 24 de marzo de 2012

FILEMÓN C. PIÑEDA: BAHÍA MAGDALENA...

BAHÍA MAGDALENA, B . C. S.

En 1908, en ocasión del arribo de la escuadra naval estadounidense a Bahía Magdalena para efectuar ejercicios del tiro al blanco, los Sudcalifornianos, incluidos algunos cercanos a la jefatura política, tenían pensamientos y sentimientos encontrados. Para unos, la presencia de la armada era solo muestra del “robustecimiento de las relaciones amistosas existentes entre los dos países”, en cambio para otros como el poeta Filemón C. Piñeda, era un gesto acorde con el interés expansionista estadounidense. Díaz había pedido sin éxito que, a cambio y en reciprocidad, México dispusiera de una bahía en Estados Unidos, y tal vez también por eso para algunos sudcalifornianos resultaba una afrenta la presencia norteamericana en Bahía Magdalena y en la isla de Pichilingue sitio donde se les había permitido tener una base para surtir de carbón a sus naves.
El poema que recitó Filemón C. Piñeda (Filemón Cecilio Piñeda 1828-1921) en la velada que organizaron los masones al jefe político (Coronel Agustín Sanginés) a su regreso de Bahía Magdalena, a donde había ido para dar a la armada la bienvenida a nombre del gobierno mexicano, era la expresión de ese malestar que a algunos provocaba la presencia de militares extranjeros cañoneando el litoral peninsular. No se trataba, es cierto de una abierta y activa oposición al gobierno o a lo extranjero, pero si de un malestar que indicaba que aquella adhesión fuera de duda que se tenia hacia Díaz en la década de 1890, comenzaba a resquebrajarse y a mostrar grietas por donde se daría salida a criticas, inconformidades y reclamos por agravios antes pacientemente sobrellevados pero ahora ya insoportables.







BAHÍA MAGDALENA
(Filemón C. Piñeda)
Allá, tras las vastas serranías
Que se alzan como esfinges egipciacas;
Allá, tras las yermas lejanía
Que inspiran oraciones elegíacas,
Allá, tras de los árboles tintóreos
Y las plantas textiles, que la mano
Del hombre despedaza y aniquila
La Magdalena, orgullo mexicano
Extiendese magnifica y tranquila
Como una Emperatriz del gran Océano.
Allá se ve incrustada entre las olas
Del Pacifico mas que la acaricia
Y le canta sublime barcarolas;
Es, geográficamente, una delicia
Y por eso la Patria la ama a solas;
Y por eso el extraño la codicia.
Uncle Sam, el Tio Sam imperialista
Hojeando de Dewey un infolio,
Leyo “Bahía”… concentro su vista
En el pasaje… y se sentó en su solio…
Poco después en todo el Capitolio.
Como en toda la Unión, se oyó ¡Conquista!
¿Qué quien lo dijo? No lo se. ¿Intuiciones?
Tal vez; pero es el caso, que ese caso
Lo repitieron todas las naciones.
Y ¡Sarcasmo! Dijeron los Nipones
Y ¡Eureka! ¡Eureka! Más allá de El Paso.
Mas contra todo esto esta el abrazo
De Root. ¿Por qué perdemos la esperanza?
¿Es que la libertad es un acaso
Cuando la Fuerza inclina la balanza?
El deber, como trasgo inconcebible
Penetra el corazón de los humanos
Y ve en la Diplomacia algo temible
Oculto en la falange de sus manos.
Y, aunque quiera olvidar acciones viejas,
Las nuevas le maltratan como espinas:
Le pone un velo a California y Texas
Y asoman Puerto Rico y Filipinas
Y se subleva y dice: ¡Americanos!
Despertad, porque Atila estas a las puertas!
Y el eco repercute por los llanos,
Las sierras y los mares mexicanos
Como la ronca voz de mil alertas.
Y el patriotismo eleva sus canciones
Tan llenas de vibrantes armonías
Que alienta y electriza corazones…
Y… allá, tras las vastas serranías
Que se alzan como esfinges egipciacas;
Allá, tras las yermas lejanía
Que inspiran oraciones elegiacas,
Esta la Emperatriz de las Bahías!!!

El Distrito Sur, II epoca, Núm. 25, 30 de Abril 1908.