Loading...

miércoles, 24 de abril de 2013

Salgado González en la UABCS CON LOS OJOS BIEN CERRADOS

DANTE SALGAD:O: ¿Y EL FRAUDE EN LA BIBLIOTECA DE LA UABCS?



Por: Héctor Santiesteban

Stanley Kubrick, neoyorkino de origen judío, es sin duda un genio cinematográfico. Su película última y póstuma, Con los ojos bien cerrados está basada en un libro de Arthur Schnitzler y se trata de una obra difícil y  compleja. En una de las partes más inolvidables de la película, un nutrido grupo formado por personajes prominentes realizan actividades indecibles amparados por enigmáticas máscaras, rituales y secretos. La obra mezcla el relato onírico con el realista intercambiando sueño y realidad. El anonimato y el secreto eran básicos para la existencia de semejante club. La película llevaba la impronta de Kubrick y de una pareja seductora tanto dentro del set como en la vida real: Tom Cruise y Nicole Kidman.
No quisiera yo establecer parangón alguno con la intrincada política universitaria. El ambiente de refinamiento, educación y elegancia que se ven en la película nos hace descartar semejante analogía.
Bueno, ahora que si nos remitimos a la manera en que ese grupo secreto esconde el  rostro tras una máscara común que los hace irreconocibles y los esconde, pero por otro lado se deja notar la desnudez de sus hechos; si nos remitimos a ello, tal vez tengamos algo de parecido entre esa grandiosa película y nuestra triste verdad.
Dentro de tantos hechos bochornosos que han sido escondidos y que sería insuficiente este espacio para enumerarlos, podríamos entresacar esta vez un solo caso. Yo escogería el de aquel tristemente famoso fraude en la Biblioteca universitaria que parecía ser la punta del iceberg de una estafa generalizada a la que trataron de echarle tierra a como diera lugar.
Muchas personas, muchos hechos, se escondieron tras una máscara que ocultaba, pero que también revelaba; sobre todo, por todos lados aparecían las impudicias de cuerpo entero.
Pocos han tenido en sus manos la imperiosa responsabilidad de hacer algo al respecto y la mayor parte de ellos han callado y consentido en encubrir.
Empecemos por el actual Secretario Académico de la UAB CS, Dante Salgado.
A varios les consta la cantidad de información política que le llegaba por diversas vías. El dominio de una manera de ser y hacer política aprendida de sus antiguos jefes políticos, generalmente personajes al alza y luego caídos en desgracia (desgracia que algunos malpensados han achacado al propio Salgado González) le han brindado las herramientas de allegarse información. Y claro, luego la información se criba y de alguna se entera y de otra no se entera porque no conviene.
Extrañado de que no hiciera mención alguna sobre el fraude en el que estaba implicado el Lic. Verdugo, bibliotecario de la UABCS y uno de los principales implicados en la famosa estafa, le pregunté de manera oficial si tenía conocimiento de esa auditoría, y me contestó que no lo tenía.
Mi incredulidad llegó a mayores términos, pues sabía que Salgado González era amigo del inculpado, su abogado e incluso había fungido de testigo… en una demanda promovida por el propio Lic. Verdugo en contra de dos consejeros (uno de ellos, servidor) que habían ventilado el caso de la auditoría en los periódicos debido a que al interior de la universidad no se quería ver.
Para no haberse enterado de ese fraude debió haber vivido de espaldas al Foro electrónico que circula en la Universidad, ignorado lo que comentarían varios profesores universitarios, incluso no haber visto portadas de periódicos (que trataban hasta a ocho columnas en primera plana) sobre la universidad y los fraudes millonarios. Más que dudoso. Pero desconocer algo central de lo que uno testifica en un juzgado, eso ya  rompe con todo punto de verosimilitud.
Para una persona con tanta información, semejante ignorancia selectiva no parece muy creíble. A menos que hubiera permanecido con los ojos cerrados; bien cerrados. Como cuando se pide un deseo.

No hay comentarios: