Loading...

miércoles, 30 de junio de 2010

¿Me estás oyendo, tonto inútil?

Política cero

Jairo Calixto Albarrán

  • Enviar Nota
  •  
  • Imprimir
  • 2010-06-30•Al Frente
Como gran conocedor del alma humana y de las grandes necesidades de los mexicanos en momentos de crisis, el ex presichente Fox trajo desde más allá del infinito al mismísimo Patch Adams, médico inventor de la llamada risoterapia, que don Vicente perfeccionó, sobre todo de manera involuntaria, para que en su bonito centro impartiera un curso para aprender a sobrellevar el calderonismo con espíritu más positivo. Dadas las condiciones de la patria atormentada por los arrebatos carnales del crimen organizado y de MatrixParedes gritando “que respeten nuestro dolor”, exigiendo que nadie saque raja política de la tragedia, mientras tras bambalinas los priistas se injertan en basiliscos en la imposición del candidato sustituto, era justa y necesaria la presencia del doctor Adams con sus narices de payaso para alivianar a los mexicanos, sobre todo a aquellos que tienen la dicha inicua de estar en las cercanías del marido de doña Martita.
Pero ante la abrumadora realidad mexicana, lo más seguro es que don Patch haya terminado aprendiendo del profundo sentido de la comedia bufa de los políticos y del deporte mexicano. Y es que mientras el gobernador de Tamaulipas se apersona en el homenaje del malogrado candidato Torre Cantú para saludar a doña Paredes antes que a nadie —incluyendo a las familias de las víctimas—, se escuchan las explicaciones del hermano del secretario Gomezpunk (quién ganará en un duelo de brothers incómodos) sobre su digno y patriótico espectáculo en Sudáfrica, que ya traducidas al español quiso decir algo así como “yo no soy yo ni cuando chupo, ni cuando meten a jugar al Bofo y al Guille Franco, ni cuando quiero imitar a mi carnalito del alma”. Y es que en el mejor estilo bravucón de don Fer de Bucareli que un día les dijo a los malosos que los estaba esperando, el otro Gomezfun llamó a la familia de Catémoc Blanco a darse de topes a la salida en calidad de representante de la Unión de Tontos Inútiles Afiliados y Conexos.
Por supuesto, el doctor Adams que es el anti-Dr House, tendría que haberse conmocionado al escuchar la estentórea gravitación de la hilaridad que desató el pronunciamiento de secretario del Trabajo, Javier Copelas ocuellos Lozano, en el sentido de que sin importar la violencia desatada, los resultados pamboleros, ni su facilidad para mandar al desempleo electricistas y mineros, en México se reproducirán los empleos prácticamente por generación espontánea.
El gran Patch, luego de escuchar las disculpas de Joseph Blatter, pensará que éste era el tonto inútil de la colina, auténticamente original.
jairo.calixto@milenio.com

martes, 29 de junio de 2010

RESABIOS DE UN ENCUENTRO LITERARIO: JORNADA FINAL EN PICHILINGUE










EL NOVELISTA IMANOL CANEYADA, EL TAMBIÉN NARRADOR Y ENSAYISTA DEFEÑO,IGNACIO TREJO FUENTES, Y UN GUÍA NATIVO DE ESES ENTRECORTADAS, AMANECIERON CON LAS LUCES ENCENDIDAS A LA ORILLA DEL MAR...EL MAR, EL MAR QUE SIEMPRE ESTÁ EMPEZANDO...

La plaza es nuestra, cabrones


La historia en breve

Ciro Gómez Leyva

  • Enviar Nota
  •  
  • Imprimir
  • 2010-06-29•Al Frente.MILENIO DIARIO.
Se requiere una fuerte dosis de bajeza para afirmar, como lo hizo el senador del PRD Graco Ramírez, que el asesinato de Rodolfo Torre es una muestra de la descomposición del PRI, y que es lo mismo que el de Luis Donaldo Colosio, hace 16 años.
¿Qué quiere decir eso? ¿Qué con 30 puntos de ventaja en las encuestas los priistas se están matando entre sí? ¿Con base en qué Graco hace una afirmación tan irresponsable? Suena absurdo, por lo demás.
Lo único que, por lo pronto, parecería tener una cierta lógica es que los pleitos políticos no pasaron por el ajusticiamiento del candidato del PRI al gobierno de Tamaulipas. Bastaría hacer una revisión básica de las últimas semanas y meses para tener una idea de cómo están las cosas en esa entidad: copada, tomada por los criminales.
Dependiendo de la filiación, se puede echar culpas al gobierno del presidente Calderón o al del gobernador Eugenio Hernández. El de Los Pinos, porque ha fracasado palmariamente en su intento de arrebatarle a las bandas de sicarios el territorio que robaron hace mucho. El de Ciudad Victoria, porque ha sido un cero a la izquierda en esta lucha. Como sea, se trata de un fracaso compartido.
El de ayer tiene los visos de ser un crimen contra la política, el grito victorioso de un grupo ensoberbecido que le dice a los políticos (y seguramente también a otra banda de narcos y extorsionadores): la plaza es nuestra, cabrones.
Por eso la posibilidad de posponer las elecciones del domingo era una puerta falsa: nadie va a restaurar pronto en Tamaulipas las condiciones de normalidad democrática. Si a los criminales así les conviene, mañana matarán a otro candidato. O a quien necesiten.
La plaza es de ellos, Presidente, gobernador. Ahí siguen.
gomezleyva@milenio.com

El Apocalipsis comienza en Tamaulipas

 

Política cero

Jairo Calixto Albarrán

  • Enviar Nota
  •  
  • Imprimir
  • 2010-06-29•Al Frente
Sólo los pudibundos políticamente correctos que suelen tapar el sol con su dedo gordo del pie derecho, podrían afirmar sin temor al repudio generalizado que un atentando como el que sufrió el candidato del PRI al gobierno de Tamaulipas no era la crónica de una muerte anunciada. Dadas las condiciones de inseguridad, impunidad y enrarecimiento del clima electoral en el país, con las continuas amenazas, imposiciones e injerencia del crimen organizado en el ámbito político-electoral, no era difícil suponer que lo ocurrido al doctor Rodolfo Torre Cantú podía desatarse en cualquier momento.
Ya en esta columna se había venido advirtiendo en tono de broma que no había peor negocio ni oficio más peligroso que el de aspirante o candidato a un puesto de elección popular. Que lo que en la vieja tradición era el sueño dorado del mexicano —encabezar una campaña para estar en la plenitud del pinche poder, diría ese enorme estadista que es Fidel Herrera—, se había convertido en una pesadilla para todo aquel que fuera designado para una alcaldía, diputación, senaduría o gubernatura, tomando en cuenta los peligros que esto representa si no se fuera del agrado de los capos del crimen organizado, en regiones donde ni la ley ni la justicia hacen su nido y el Estado está más fallido que nunca.
El Instituto Electoral de Tamaulipas cree que al no aplazar los comicios se mandaría un mensaje de firmeza ante los intentos de los malosos por menoscabar la democracia. Como si con sus acciones no se hubiera torpedado ya a la dudosa democracia mexicana en la zona de flotación.
Hoy, los mismos que salen a ofrecer condolencias y todo el peso de la ley, caiga quien caiga, de Calderón aGómezpunk, del gobernador de la entidad, Eugenio Hernández Flores, son los mismos que no han cumplido sus promesas en materia de seguridad.
Esta historia de terror, como muchas de las tantas que ocurren sin brida ni sextante en la provincia mexicana, parecen contradecir o condenar al sospechosismo aquella vieja máxima que pinta a los gobernadores como una especie de voraces señores feudales que manejan vidas y haciendas, en cuyo territorio no se mueve una hoja de un árbol sin que ellos estén enterados. Es eso o se hacen bueyes.
La muerte de Torre Cantú será usada para incentivar el melodrama politiquero, convocar el oportunismo electoral e instituir la clásica comisión investigadora que nunca llegará a nada. Pero en el fuero interno de los votantes, representa una señal clara de que el Apocalipsis está a la vuelta de la esquina.
PD. ¿Y el Subjefe Diego?

lunes, 28 de junio de 2010

Vindicación villamelona de la absurda proposición de un diputado


Día con día

Héctor Aguilar Camín


  • Enviar Nota
  •  
  • Imprimir

  • 2010-06-28•Al Frente.MILENIO DIARIO.

Ha perdido México en el Mundial en el partido donde siempre pierde, el cuarto, y frente al mismo equipo con el que perdió antes, Argentina.
Hemos vuelto, deprimidos y enervados, a lo obvio: el futbol no arreglará nuestras cosas. ¡Ay, pero hubiera sido un extraordinario momento del ánimo para nuestras desarregladas cosas haber ganado a la Argentina ayer!
Hasta aquí las quejas.
Como villamelón, sé que nunca hubo en la opinión pambolera tanto acuerdo en torno a dos o tres equivocaciones del técnico de la selección, Javier Aguirre.
El entrenador tenía en sus manos la administración de un bien público, de transitoria pero inusual resonancia simbólica en el ánimo de la nación.
Nunca hubo tanto acuerdo en tan pocas y tan persistentes equivocaciones del entrenador, este responsable del ánimo público y del sentimiento de los mexicanos durante estas semanas.
Exhibiendo su desconocimiento de las reglas que lo obligan, un legislador yucateco dijo a la prensa que el entrenador debía ir al Congreso a explicar sus decisiones.
El diputado fraseó torpemente una necesidad pública real de estos días: entender las decisiones del entrenador del equipo cuyos azares futbolísticos ocupan la atención del país y afectan el ánimo público.
El entrenador de la selección tomó una y otra vez decisiones que la absoluta mayoría de los aficionados al futbol consideraban equivocadas o incomprensibles.
En particular, la insistencia en alinear a un delantero, Guillermo Franco. Creo que la buena lógica democrática de decisiones impopulares es que quienes las toman las expliquen a la sociedad.
La idea de que el entrenador del equipo explique sus decisiones al Congreso es absurda. Pero es sano que las explique al público.
Creo que Javier Aguirre haría bien en “comparecer” ante los medios y explicar la razón técnica, futbolística, humana, deportiva, de las dos o tres decisiones impopulares que sostuvo con tan pobres resultados.
Es un asunto de esclarecimiento que va más allá del futbol, hasta el espacio de los usos y costumbres democráticas.
Los medios debieran emplazar a Aguirre y él acudir a ellos para explicar por qué tomó decisiones tan impopulares y, dados los resultados, tan erróneas.
El programa Tercer Grado sería un foro adecuado al efecto.
acamin@milenio.com

NUEVA REVISTA: 32 GRADOS


UNA NUEVA AVENTURA EDITORIAL INICIA EN LA PAZ: LA REVISTA TREINTA DOS...GRADOS, PUBLICADA POR VOX PROMOCIONALES E IMPRENTA S.A DE CV.
EN SU PRIMER NÚMERO, LA REVISTA NOS OFRECE UN MUESTRARIO DE SU PROYECTO PERIODÍSTICO CENTRADO EN LA VIDA SOCIAL, CULTURAL, TURÍSTICA DE BAJA CALIFORNIA SUR, PARTICULARMENTE DE SU CAPITAL, LA PAZ, CON IMÁGENES COMPLEMENTADAS CON RESEÑAS Y REPORTAJES DE DIVERSOS EVENTOS, SIN DEJAR DE INCLUIR UNA SECCIÓN DE CRÓNICA DE VIAJES.


LA MEJOR DE LAS SUERTES PARA NUESTROS AMIGOS DE TREINTA Y DOS GRADOS...QUE PRONTO OFRECERÁN SU COCKTAIL INAUGURAL. .

domingo, 27 de junio de 2010

TRISTE DOMINGO: NO SE PUDO...

Dalma Maradona toma las tribunas y arenga a la porra argentina en el Soccer Park de Johannesburgo. Su padre, el gran Diego, sobreviviente de sí mismo, de impecable traje azul, barba ligeramente encanecida y una cabellera más larga que de costumbre, se abraza con sus jugadores luego del tercer gol que mataba a México y lo enviaba a casa  para el cortejo fúnebre mundialista de cada cuatro años. El reportero de Fox Sports aborda a algunos de los felices miembros de la barra albicelecete.Uno de ellos, abrazado a su esposa, ambos blanquísimos, de ojos claros. El septuagenario hincha comenta: " El triunfo nos hará mejores".
El éxito deportivo como parte del estilo de vida triunfador. De la cultura de una nación que en la primera mitad del siglo xx fue todo un hito en América Latina y el tercer mundo, por su desarrollo industrial, social, cultural.En ese lapso, la selección de futbol se convirtió en la campeonísima de la Copa América al lado de Uruguay(14 campoenatos a la fecha para cada uno), y alcanzó la final de la Copa del Mundo en 1930. Paradójicamente, en el contexto del triunfo deportivo vinculado a la victoria social,  su primer campeonato mundial lo conquistó en 1978(el segundo fue en México 86), bajo la dictadura militar presidida por Videla, una de las etapas más oscuras y sangrientas del país andino.En aquella ocasión, se especuló sobre un triunfo fraudulento en las eliminatorias contra Perú. Argentina requería anotar un mínimo de seis goles para clasificar a la final , y los consiguió mediante una sospechosa actuación del portero peruano, un argentino nacionalizado. El título tuvo un sabor amargo enmedio de la catástrofe política y social. Era el preludio de la guerra de las Malvinas, contra Inglaterrra, en 1981, ya con Galtieri presidiendo la Junta Militar.

La vengaza deportiva tendría como escenaraio el estadio Azteca, con Maradona metiendo un gol con la mano de Dios, y otro de antología, birlando a toda la defensa inglesa desde la media cancha  hasta impactar la red que colocaba a su equipo y a su nación, en la final. La derrota bélica de 5 años atrás, no los amilanó, los hizo mejores, cuando menos en la cancha donde Dios-dice Juan Villoro- es redondo, tanto así que le concedió esa "mano" a uno de sus hijos predilectos que a la vuelta de unos años, abrumado por la fama y el dinero,  se empeñó a ser otro ángel caído en un orgía de coca y alcohol.

El mismo Diego que volvió de los infiernos para volver a arañar la gloria, con sus hijas como testigos desde las tribunas.Ya está en cuartos de final, y con ese alter ego de la pulga Messi, preparándose para el momento cumbre de su consagración definitiva, con el balón pegado a sus botines como si fuera parte de su cuerpo y de su espíritu.

En el otro extemo, la reiteración de la tragedia mundialista mexicana. Cuando mejor jugaban nuestros compatriotas, luego de dos disparos que el soplo del  redondo Dios impidió que anidarán en las ansiadas redes, vino el atraco arbitral al no marcarse un clarísimo fuera de lugar. Una regla que el escribano villamelón nunca ha entendido del todo, pero que los que sí saben, incluyendo a los filósofos pamboleros argentinos, consideraron que debió aplicarse.

Pero los triunfadores se afirman en la adversidad. Como Argentina tras la dolorosa y humillante derrota en Las Malvinas.Y los muchachos de Aguirre, el aguerrido Vasco, no lo hicieron. No pudieron una vez más. Vino el desconcierto y el error garrafal de Osorio...OSO...rio, diría un acongojado Perro Bermúdez.
Lo demás fue mero trámite para las huestes de Maradona, con el paréntesis del gol del Chicharito, quien convirtió dos tantos en los pocos minutos que tuvo chance de jugar en su primer Mundial. Vaya desperdicio, como el de Andrés Guardado, en aras de la ciega confianza de Aguirre en el Guille Franco, el nuevo villano favorito de los mexicanos deprimidos junto con el Vasco, el motivador de la telecracia dueña del negocio.


Quería cambiar la historia, hacer  historia...Y la Historia, la futbolera, se los volvió a merendar. No se pudo. Ni modo. No se pudo. No queda de otra mas que volverse a "poner las pilas", y "echarle muchas ganas",para que un día suceda el milagro. Pero ya sin el patrioterismo espotero de un Vasco que vive en Miami y que en España dijo  su verdad sobre la selección mexicana que le dio a ganar 16 millones de dólares: "Un equipo de media tabla" por el que se estaba sacrificando en nombre de un país "jodido", violento, en el que " no se podía vivir".
Feliz San Lunes, compatriotas.

REITERACIÓN DE LA TRAGEDIA: ARGENTINA 3, MÉXICO 1.

Reconocen sin excusa jugadores mexicanos superioridad de Argentina
Ricardo Osorio señaló que al árbitro le faltó valentía para anular el primer gol tras el fuera de lugar. Se disculpó con la afición mexicana por su grave error que le concedió a Gonzalo Higuaín la anotación. “Es difícil irse de esta manera, es un error infantil y me da pena".

     Dom, 27/06/2010 - 18:37

Los jugadores mexicanos se retiran del campo de futbol derrotados y con la tristeza acuestas. Foto: AP
Johannesburgo.- Integrantes de la selección mexicana de futbol no antepusieron excusas y admitieron la superioridad de Argentina en el partido en el que fueron eliminados por los sudamericanos por segundo Mundial consecutivo.

Entrevistados en la zona mixta, los jugadores del equipo mexicano, serios, pero evidentemente tristes, admitieron lo ocurrido aquí esta noche, en particular Ricardo Osorio, quien con una falla, permitió el segundo gol argentino, que marcaría la diferencia en el marcador (3-1).

Osorio aceptó su falla, se dijo sentido, triste por haberle tocado ser quien la cometiera, pero aprovechó también para acusar de "falta de valentía" al silbante italiano Roberto Rosetti, quien se negó a reconocer el fuera de lugar de Carlos Tévez en el primer gol del encuentro.

"A mí me tocó, cometerlo, me duele, lo siento y me deja triste, y agradezco el apoyo que mis compañeros me dieron tras esto", comentó el zaguero.

"Es difícil asumir una derrota con un error como éste que nunca había tenido en mi carrera, es duro y difícil irse de esta manera, es un error infantil y me da pena, me da tristeza", comentó sobre el gol que concedió a Gonzalo Higuaín.

Por su parte, el anotador del gol mexicano, Javier "Chicharito" Hernández sostuvo que el saldo es triste y que se va con ese ánimo bajo del mundial al que llegaron con la esperanza de cambiar la participación de México en estos torneos.

"Es triste porque no pudimos cambiar la historia", dejó en claro el goleador mexicano que regresará de Sudáfrica con dos goles en su haber.

A su vez, Andrés Guardado lamentó, como Hernández, no haber podido cambiar la historia, pese al esfuerzo hecho y admitió que el grupo se va de nuevo "derrotado".

Notimex

viernes, 25 de junio de 2010

VÍCTOR BANCALARI: UNA POSTAL PARA PAQUITO...


Por debajo del puente imaginario
que cruza la bahía, Paquito, pasan los muertos
con sus velas desplegadas. Regata multicolor,
Paquito: llegarán hasta los límites del crepúsculo,
tocarán el arcoiris y regresarán al Hotel
donde habrá una margarita para todos.
Si vieras, Paquito, la cantidad de gaviotas,
garzas, pelícanos, tijeretas que se dejan ver por
aquí no me creerías. Yo fotografié un pelícano
en la playa y después renté un caballo
y compré un coco helado y me dio mucha risa
porque el viento arrastró mi sombrero de palma
tan bonito y se mojó.
También hay cuevas de los indios. Te llevan
en helicóptero y regresas a tiempo para la cena.
En las paredes de las cuevas puedes ver las figuras
de los guamas o hechiceros. Los guamas
sacrificaban
niños para aplacar a sus dioses.Yo estoy seguro
que todavía quedan algunos, porque cuando fuimos
a ver las pinturas yo exploré los alrededores, solo,
y el guía me dijo que tuviera cuidado: pero fui, solo,
y por poco me pierdo y vi una huellas
desconocidas.
A pescar no quise ir; aquí se cuentan cosas muy
 desagradables  acerca de los efectos del sol sobre
las pieles delicadas.
Es todo, Paquito, aquí estoy en el bar del Hotel
esperando a que regresen los muertos a tomar su margarita.

jueves, 24 de junio de 2010

Elena Poniatowska y el recuerdo de la Guardería ABC presentes en el XV Encuentro Horas de Junio”

 

“La labor del escritor es tocar al mundo
con sus pensamientos”
Raúl Acevedo Savín.

CRÓNICA

Savín, Poniatowska y Bañuelos. Fotos cortesía de la autora.

Por: Karina V. Balderrábano.
—Especial para Culturadoor.com—
Día de publicación: 19-Junio-2010
HERMOSILLO, SONORA, MÉXICO.- Uno de los eventos literarios más importantes del noroeste, “Horas de Junio, Encuentro Hispanoamericano de Escritores”, se llevó a cabo del 2 al 6 en elAuditorio de la Sociedad Sonorense de Historia, y por primera vez con actividades alternas en varios escenarios de Hermosillo: el CERESO, La Negra chope, Casa Gregorio, Bar Los Jarritos, así como el Club de Yates de San Carlos, en GuaymasEncuentro que a tres lustros de su creación ha reunido a escritores no sólo de México sino de otras latitudes. Esta edición de “Horas” citó a poetas y narradores de Estados Unidos, Cuba, Panamá, Bolivia, Ecuador y Venezuela.
En este XV Aniversario de las Horas de Junio se rindió tributo a la escritora, periodista y activista política, mexicana de origen francés Elena Poniatowska, autora de más de treinta libros, entre ensayos y novelas. También merecieron reconocimiento por su labor, la escritora Rosina Conde e Ismael Mercado. En la ceremonia estuvieron presentes el rector de la Universidad de Sonora, Heriberto Grijalva Montenegro, entre otros funcionarios de la misma institución. Como invitado especial, el ya homenajeado en este encuentro, Juan Bañuelos, poeta chiapaneco; y el coordinador general del Encuentro Horas de Junio, Raúl Acevedo Savín, quien fue ovacionado por el público, como gratitud a la gran labor que hace año con año para realizar esta enriquecedora reunión de amigos escritores.
Acevedo Savín, conocido también como Jeff Durango, ofreció unas palabras: “… más de 200 lecturas de diversos géneros que se viven durante los cuatro días del encuentro. Horas de junio es la verbena que nos vincula con la palabra, el código descifrado por los que ya no están entre nosotros y que mantenemos abierto para los que vienen, para los que asumirán la palabra algún día. Horas dedicadas a la expresión de las palabras que dan sentido a la existencia y nos recuerdan por qué seguimos siendo humanos… Esto es una cuestión de necedad pero también de necesidad, como dijo aquí el año pasado Carlos Monsiváis”.
La intervención de Poniatowska inició causando risas del público, cuando se paró detrás del pódium y expresó: “Espero que puedan verme, porque soy como del tamaño de un perro sentado”.Agradeció el premio, la invitación a Sonora, porque –dijo- “como diría Rosario Castellanos, ustedes son un mar de amor, hermoso y grande. Rosario Castellanos fue una escritora que me precedió y que murió antes de cumplir los 50 años, si no, ella habría recibido seguramente este premio porque era la escritora más completa en México”.
Y cambiando de tono, dio inicio al siguiente discurso: “Quería también decirles que hoy estuve con los padres de los niños que murieron en la Guardería ABC, y fue tremendo, muy terrible oír sus voces, saber que mañana cumplen un año y que sus problemas no han sido resueltos. Como dijo Miguel Ángel Granados Chapa, embodegar niños se convirtió en un buen negocio, tanto para el Instituto Mexicano del Seguro Social, que subrogada daba estas concesiones para hacer estas guarderías, y porque ahorraba más de 3 mil pesos por cada niño, tanto para el Seguro Social como para el concesionario, quien recibe 2, 500 pesos por cada niño. La Guardería ABC del IMSS recibía 1 millón de pesos mensuales, dinero que no utilizó, todos los sabemos, para incrementar sistemas de seguridad ni de protección civil; al contrario, quisieron obtener máximas ganancias a costa de los padres que trabajan… quién pensó en la vida de los niños, desde luego que no fueron los concesionarios de las guarderías, en manos de quién estamos dejando el cuidado de nuestros hijos. Carlos Monsiváis se preguntaba cuando el estallido de gas en San Juanico en 1984 y más tarde en el terremoto de 1985, dónde habíamos venido a asentarnos, qué gobierno nos protege, quién nos procura, qué significa ser mexicanos, de qué vive la ciudad que paga sus impuestos, nosotros pagamos al gobierno nuestros impuestos y qué seguridad tenemos al salir a la calle”.
Y continuó con su voz cansada pero colmada de claridad y denuncia: “En la ciudad de México cada vez que salimos nos preguntamos si nos robarán, nos asaltarán, regresaremos sanos y salvos a la casa, es lógico hacernos esta pregunta. Ahora vivimos en un país al rojo vivo, y los mexicanos aparecen muertos en la primera esquina de todo el país, sobre todo aquí en el norte donde permea, por desgracia, el narcotráfico. Manejar una guardería NO es tener un puesto en el mercado, no es un negocio de vender papas, una agencia de automóviles, no es un changarro –como decía Fox-, es una alta y enorme responsabilidad, es cuidar la vida y construir el futuro. Ahora les voy a pedir, ojalá estén de acuerdo, en que nos pongamos todos de pie porque además de pedir un alto a la impunidad, debemos recordar a los que perdieron la vida”.

En este momento, la escritora empezó a nombrar a cada una de las pequeñas víctimas que no pasaban de los cuatro años de edad, y poco a poco se fueron escuchando las voces de los padres exclamando en voz alta PRESENTE, para luego convertirse en un desgarrador coro que gritaba NO DEBIÓ MORIR. El recinto se llenó de sollozos, lágrimas que rodaron por mejillas y labios, la pena y el dolor del recuerdo de un hecho que nunca debió suceder, pues pudo evitarse.
De esta manera, Elena Poniatowska dio fin a sus palabras: “Yo creo que si somos escritores, tenemos que ir a lado de la gente de Hermosillo y marchar junto a los padres, a las 6 de la tarde el día de mañana”. Los aplausos se extendieron por varios minutos como un compromiso que ya estaba pactado en cada uno de nosotros.
La autora de esta crónica al centro junto con Bañuelos.
Y ahí estuvimos ese 5 de junio, primer aniversario del asesinato de 49 niños en la Guardería ABC, y más de setenta pequeños que aún sufren heridas físicas, psicológicas y permanecerán con secuelas el resto de su vida, unidos a los padres que encabezan el Movimiento 5 de Junio, marchando a lado de Elena Poniatowska y Juan Bañuelos, hasta llegar a las escalinatas del Museo de la Universidad de Sonora, donde un coro musical recibió a la marcha, entre banderas rosas y azules, saltimbanquis que gritaban: “Yo soy el asesino, arréstenme”, payasos con lágrimas pintadas, mantas con las fotografías de las víctimas y leyendas como: “ABC, nunca más”, “Un año de luto”. Un mar de globos blancos en las manos de los participantes, gritos de niños y adultos clamando justicia se mezclaban con los cláxones de carros que desde un puente apoyaban al pasar, consignas como: “pueblo unido, jamás será vencido”, “pueblo que calla, jamás será escuchado”, “asesinos”. Todos los presentes hubiéramos preferido no estar ese día reclamando justicia por este hecho tan lamentable, pero qué es lo menos que se puede hacer cuando a un año del siniestro no hay un solo funcionario “evidentemente” responsable, pagando su condena en la cárcel, lo menos que merecen.
En rueda de prensa hablaron Elena Poniatowska y Juan Bañuelos
En el marco del Encuentro Hispanoamericano de Escritores, Horas de Junio, se llevó a cabo en el Hotel Kino de Hermosillo, Sonora, una breve rueda de prensa con la escritora Elena Poniatowska, que también cedió la palabra al editor, ensayista y poeta chiapaneco que la acompañaba, el maestro Juan Bañuelos.
Poniatowska es autora de libros inolvidables como su tierna “Lilus Kikus”, o libros más comprometidos y basados en hechos reales, como “La noche de Tlatelolco”, “Hasta no verte, Jesús mío”, “Tinísima”, entre tantos otros. Además, ganadora de premios de gran prestigio por sus novelas y entrevistas. Por su parte, Juan Bañuelos, escritor traducido en nueve lenguas, es autor de “La espiga amotinada”, “Escribo en las paredes”, “Espejo humeante”, poemario con el que obtuvo el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes, también “Donde muere la lluvia”, por citar sólo algunos.
Cabe recordar que Elena Poniatowska en su papel de activista, durante los meses previos a las elecciones mexicanas del 2006, apoyó en anuncios publicitarios al candidato del PRD, Andrés Manuel López Obrador , lo que le generó tanto críticas por parte de algunos sectores de la sociedad como apoyo de otros sectores, algunos de ellos destacados intelectuales nacionales e internacionales, quienes publicaron un desplegado en respaldo de la escritora (veinticuatro escritores para ser exactos). Posteriormente, en julio del 2006, participó junto con otros intelectuales en la firma de un desplegado condenando los ataques israelíes al Líbano. Este desplegado derivó en la crítica del embajador de Israel en México, al acusar a los firmantes de apoyar el terrorismo. Y ahora, en 2010 marchó junto al Movimiento 5 de Junio, formado por padres, parientes y amigos que buscan castigo a los responsables del incendio de la Guardería ABC.
Vestida de blanco con una blusa hindú y accesorios de perlas de río. Ojos pequeñitos y siempre sonriente, al sentarse para atender a los periodistas, lo primero que hizo fue admirar la colección de los últimos modelos de las grabadoras digitales que habían dejado sobre la mesa. La primera pregunta a la que respondió fue la siguiente: ¿Cuál es el futuro de la palabra?
“Se dice que una imagen dice más que mil palabras, pero la palabra va a seguir… el libro no va a desparecer, es bello como objeto… las palabras de los políticos dicen muchas mentiras… Pero la palabra siempre va a tener poder”.
También se le cuestionó sobre su experiencia al haber escrito La noche de Tlatelolco: “Eso significó ir a la cárcel de Lecumberri, más tarde llegaron ahí José Revueltas, Heriberto Castillo, entre otros, así como otras grandes activistas en la cárcel de mujeres”. La escritora hizo una pausa pare recordar y comentar la muerte de Regina, con seis tiros de bala en la columna vertebral. Después continuó: “Hubo varios movimientos estudiantiles en diferentes partes del mundo, como en Francia; pero sólo en México hubo muertos. Muchos otros escritores hicieron poemas o escribieron denunciando este hecho”.
Sobre las denuncias en el Aniversario de lo sucedido en la Guardería ABC, Poniatowska cedió la palabra a Juan Bañuelos, quien con voz bajita, sencillo como él es, pero comprometido con su postura política, social y cultural, precisó: “yo vengo al homenaje de Elenita, la memoria que pesa es la de Elena Poniatowska; pero bueno, son hechos muy parecidos a los del 68. Todos los muertos que hay en el país sin que haya un alto por parte del gobierno. Estamos viviendo momentos muy críticos en el país”. Finalizó no sin antes expresar que todo lo que ha escrito la homenajeada se trata de hechos, no hay ninguna mentira, que si alguien tiene memoria y conciencia de este país, es Elena Poniatowska.
Una de las reporteras recordó que este mismo mes se celebraría el Día Internacional de la Libertad de Expresión; pero con todo lo que está sucediendo en nuestro país, ¿en México qué vamos a celebrar? La escritora respondió: “Los periódicos son un negocio más, el periodismo a veces se doblega a los dueños. Ahora ya no son tabú muchos temas que me tocaron a mí, nosotros no podíamos hablar de la familia del presidente, por ejemplo... Las mujeres reporteras tienen mayor capacidad de honradez, porque el chayote lo escondían los hombres dentro de su saco y las mujeres no podían hacer eso (risas de los presentes). Nos hacen mucha falta hombres y mujeres honrados en el país (hizo mención de Carlos Monsiváis, quien hasta ese día cumplía más de 2 meses en terapia intensiva, como ejemplo de un comunicador honrado). El periodismo es una profesión que es casi sagrada”.
Para finalizar los treinta minutos que tuvo de duración la rueda de prensa, se dirigió a los periodistas y expresó: “ustedes pueden publicar lo que quieran pero hay impunidad, no pasa nada. No hay causa-efecto. No hay equidad de prensa. El país está tomado por dos grandes monopolios de noticias… Como ejemplo de lucha están los caricaturistas, ellos son heroicos, valientes, como El Fisgón, Rius… Como también La Jormada, me gusta Lorenzo Meyer, aunque publica en un periódico que no me agrada, que es El Reforma”.
Por último, ante la pregunta ¿para quién escribe?, la escritora manifestó que ella creía que escribía para su mamá, porque era quien recortaba todo lo que le publicaban y lo pegaba en un álbum, luego dijo: “y la idiota de mí los regalaba. En realidad yo escribo a la familia espiritual en el mundo”. Después de las risas causadas por su comentario y la petición de que no le dijeran maestra porque se sentía como Sara García, le cedió de nuevo la palabra al poeta Bañuelos, quien fue contundente en su respuesta: “Nosotros no estamos buscando quién nos va a leer, estamos empleando las palabras que usaría la sociedad, somos voz del pueblo, porque este tipo de gobiernos, desgobiernan a México”
Contacte a la autora: anakarvazquez69@hotmail.com

CARLOS Y CARLOS


José Guadalupe Rocha Esparza
 Ambos Carlos. Uno de apellido Monsiváis; el otro Montemayor. Los dos de madre Aceves. El primero nacido en mayo 4; el otro en junio 13. Nueve años entre 1938 y 1947. Monsiváis en la Ciudad de México. Montemayor en Parral, Chihuahua. El “Ubicuo” y el “Maestro” deciden irse hacia la luz en 2010. Junio 19 el primero. Febrero 28 el segundo. Emprendieron el viaje a los 72 y 62 años, respectivamente.

Carlos Monsiváis, hombre de izquierda, inicia su nueva vida desde el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición. Carlos Montemayor, hombre de izquierda, hace lo propio desde el Instituto Nacional de Cancerología. Ambos dieron la última batalla por dos meses. Carlos Monsiváis Aceves contra la fibrosis pulmonar. Carlos Montemayor Aceves contra el carcinoma gástrico.

Monsiváis, el crítico irónico, el ubicuo periodista, el único escritor que la gente reconocía en la calle, el gran difusor de la cultura, el gran cronista de la sociedad mexicana, el lúcido ensayista, pulcro e imaginativo de la realidad Latinoamericana, el cinéfilo, el poeta, el polemista, el luchador social, el gran coleccionista del arte popular, el amante de los gatos, el amigo confeso de María Félix y Juan Gabriel. 

Montemayor, el maestro creativo y vital, el amigo de la ópera y refinado tenor, el incansable defensor de los derechos humanos, el poeta, el ensayista, el relator, el novelista, el impecable traductor de los poetas latinos, el polígrafo incansable, el investigador, el promotor de la tradición oral de las comunidades indígenas, el analista político, el humanista, el hombre del renacimiento contemporáneo.

Monsiváis, el estudiante de la UNAM, el alumno de la Facultad de Economía, el pupilo de la Facultad de Filosofía y Letras, el participante activo del movimiento estudiantil de 1968.

Montemayor, el estudiante de la UNAM, el alumno de la Facultad de Derecho, el pupilo en maestría de la Facultad de Filosofía y Letras, el participante activo de estudios orientales y hebreos en el Colegio de México.

Monsiváis y sus libros críticos: Las alusiones perdidas; aires de familia; los rituales del caos; escenas de pudor y liviandad; historias para temblar; entrada libre; de qué se ríe el licenciado; amor perdido; días de guardar; principios y potestades; características de la cultura nacional.

Montemayor y su poesía: las armas del viento; finisterra; abril y otros poemas; abril y otras estaciones; antología de la poesía griega; los poemas de Tsin Pau; los amores pastoriles; memoria de verano; cuentos gnósticos. Bien que tradujo los cármenes de Catulo y los Carmina Burana; la poesía de Virgilio y Safo.

Monsiváis, autobiografía y la biografía de Pedro Infante, Rosa Covarrubias, Annita Brenner, Carlos Pellicer, Leopoldo Méndez, Amado Nervo, Octavio Paz, Salvador Novo, Teresa Nava, José Chávez Morado, Luis García Guerrero, María Izquierdo, Celia Montalván, Julio Ruelas, Frida Kahlo.

Montemayor y la divulgación de las literaturas indígenas: Encuentros con Oaxaca; diccionario del náhuatl en el español de México; arte y trama en el cuento indígena; arte y plegaria en las lenguas indígenas de México; antología de literatura mexicana en lenguas indígenas; los tarahumaras, pueblo de estrellas y barrancas.

Monsiváis con Helioflores y el hombre de negro; con Antonio Saborit y el viajero lúgubre; con Francis Alys y el centro histórico de la Ciudad de México; con Julio Scherer y el parte de guerra II y los hechos y la historia; con Carlos Bonfil y a través del espejo.    

Montemayor y sus impetuosas preocupaciones sociales y políticas: las llaves de Urgell; operativo en el trópico; la tormenta y otras historias; guerra en el paraíso; la violencia de Estado en México; las armas del alba; los informes secretos; mal de piedra; minas del retorno; la fuga; la guerrilla recurrente; Chiapas, la rebelión.

Monsiváis, articulista de prodigiosa memoria en El Universal (México en la Cultura), El Día (El Gallo Ilustrado), Revista ¡Siempre! (La Cultura en México), Excélsior (Sucesos para Todos), Proceso (Por mi Madre, Bohemios), Unomásuno y La Jornada.

Montemayor, articulista parralense de gran erudición en El Heraldo de México (Suplemento Literario) Plural (El Tiempo), Revista de la UNAM, Revista de la UAM (casa del Tiempo), Excélsior (Diorama de la Cultura), Revista de Bellas Artes, Unomásuno y La Jornada.

Monsiváis, amigo de Elena Poniatowska, Luis Prieto, Sergio Pitol, Cristina y José Emilio Pacheco, Fernando Benítez, Iván Restrepo, “Fisgón”, “Rius”, Chema Pérez Gay, Rolando Cordera, Jenaro Villamil, Rogelio Naranjo, Julio Scherer, Ricardo Pérez, Carlos Payán, Hugo Gutiérrez Vega, José Luis Ibáñez, Francisco Toledo, Vicente Rojo, Adolfo Castañón.

Montemayor, amigo de Elena Poniatowska, Alí Chumacero Lora, Juan Gelman, Marco Antonio Campos, Miguel León-Portilla, Jaime Labastida, Margo Glantz, Gonzalo Celorio, Miguel Ángel Granados Chapa, Julieta Fierro, Adolfo Castañón, Ignacio Solares, Víctor Hugo Rascón Banda, Mardonio Carballo, Vicente Quirarte, Bernardo Ruiz, Jorge Volpi, Pablo Espinosa, Antonio Bravo, Tito Maniacco,

Monsiváis, amante de la lucha libre, fotografía, danzones, boleros, reinas de la belleza, ídolos populares, criminales enrejados, caricaturas, cómics. Descartó escribir de toros, “un espectáculo de barbarie al que llaman arte” y de futbol, porque “si Juan Villoro ha dicho que Dios es una pelota, yo soy ateo”.

Montemayor, amante del bel canto, primero barítono, luego tenor lírico y al final de su vida, tenor dramático, en momentos abaritonado, cuya discografía incluye el último romántico; canciones italianas y napolitanas; canciones de María Grever; zarzuelas y cantos de España; concierto mexicano. 

Monsiváis decía: “No fue un encuentro, ni un simposio. Fue un encontronazo de sangres azteca, zapoteca, chichimeca y tarumeca con las etnias españolas, trágica situación donde se creó un país nuevo. Hoy la sociedad mexicana, junto con la española, están profundamente americanizadas y en pleno afán de exterminio de las expresiones culturales, actitud que asombra…”

Montemayor decía: “México vive un estallido constante, en el que la pobreza, la inestabilidad, el desempleo, la desnutrición, el crimen organizado están armando un país indeseable para todos. Para el 2010 empeorarán las cosas. Las fuerzas criminales jamás harán alianza con grupos de lucha social: son objetivos distintos, organizaciones diferentes, dinámicas totalmente divergentes”.

Monsiváis apreció la irreverencia, belleza, flexibilidad y destreza de los gatos, convencido de que no había dos iguales, bautizándolos una vez que desentrañaba la psicología de cada uno en su casa de la colonia Portales: Miss Oginia, Miss Antropía, Mito Genial, Fetiche de Peluche, Fray Gartolomé de las Bardas, Miau Tse-tung, Ansia de Militancia y Chocorrol.

Montemayor disfrutaba el whisky como James Joyce lo hacía en Dublín, Irlanda, mientras se apasionaba con la música de Ventura Romero, “El Madrigal”, empezando con un murmullo a labios cerrados, que asciende luego al sotto voce, que luego sube al mezzo voce, que llega hasta el agudo pleno, el do de pecho, terminando de pie, garganta y corazón abierto y con lágrimas de emoción.

México no sólo pierde a dos conciencias políticas insobornables, reacias a la lisonja y el reconocimiento, dos escritores irrepetibles, sino nos dejan a los ciudadanos más solos. Con ellos, las hojas del árbol de esa generación empiezan a caer. Y ellos eran dos grandes hojas. Sus amigos, sus lectores y su pueblo mantendremos viva su memoria. Gracias Carlos Monsiváis. Gracias Carlos Montemayor. Gracias por la generosidad de sus ideas. Se les echará de menos.