Loading...

miércoles, 12 de enero de 2011

ALEJANDRO CARBALLO COTA: UN GARBANZO DE A LIBRA ENTRE EL ESTERCOLERO POLÍTICO...




ENTRE el estercolero de la política local en plena recta final de las campañas electorales, por sobre el desfasamiento de los partidos políticos, alcanzamos a distinguir algunas figuras que hasta ahora siguen cruzando el pantano sin mancharse. Es el caso de Ramón Alejandro Carballo Cota, regidor con licencia, candidato del Panal a la diputación local por el III Distrito electoral con sede en la ciudad de La Paz.

Médico de profesión egresado de la UNAM, especializado en dermatología, Carballo es uno de los  escasísimos perfiles profesionales de calidad que participan en la actual contienda electoral, luego de una brillante, combativa a actuación como regidor que realmente hizo valer su papel de oposición en el feneciente y mediocre trienio municipal de  Rosa Delia Cota Montaño, la hermana de Leonel Cota, fallida aspirante a la gubernatura que concluye su precario  mandato organizando eventos para el récord Guinnes del Burrito Más Grande del Mundo.. .El "burrito" comestible, claro, no el analfabeta...que alcanzó varias cuadras del malecón.

Su actuación como regidor implacable ante los horrores de la administración rosadélica, elevaron los bonos políticos del doctor Carballo entre el electorado, a tal grado que algunos sondeos lo ubican como el candidato puntero es su distrito, que comprende algunos sectores sociales claves de la capital estatal.

Alejandro es uno de los amigos de la infancia que nos dio la sorpresa incursionado en política. Compartimos escuela primaria y secundaria, y algunos viajes al extranjero como miembros del Mexican Junior Peace Corp, el de la bibliotea Kennedy y el Teacher Carmona. Su clara inteligencia, pero sobre todo su calidad humana, apuntaban hacia otros ámbitos profesionales, como efectivamente lo es el de la medicina, pero era difícil ubicarlo haciendo política, precisamente por su transparencia como persona, como ser humano.

Su corazoncito ciudadano lo llevó a involucrarse activamente en el Frente Cívico en el 93, al lado del grupo encabezado por el general José Alberto Valdivia, que a la postre cedió la estafeta a Crisóforo Salido Almada, en aquella jornada electoral que abanderado por el PAN, estuvo a punto de conquistar la gubernatura asumida finalmente por el priista Guillermo Mercado Romero.
En el 99 participó al lado de otro disidente priista en fuga hacia el PRD,  Leonel Cota Montaño, que ya como gobernador y con  la aviada "democrática" que traía convocó a consultas populares para designar a algunos titulares secretariales.
Alejandro Carballo ganó la consulta y  la designación como secretario de Salud, cargo en el que no duraría mucho, pues al intentar combatir la corrupción , representada por ciertos recomendados del propio Leonel(un "influyente" periodista que lo había "apoyado" en campaña improvisado como director administrativo), le salió el tiro por la culata.
Y de nuevo a la disidencia política, y su afiliación al Panal, donde entra en conflicto con su dirigencia representada por el ex alcalde leonelista de La Paz, y ex secretario general de Gobierno narcisista, el inefable Víctor Guluarte, quien es defenestrado y de nuevo adoptado por su ex jefe Agúndez.
Ahora como candidato de su partido a la diputación local por el III Disitrito, la campaña de Alejandro se ha centrado en la propuesta educativa, de salud, y en los temas de seguridad pública. Su limpia trayectoria y su raigambre sudcalifornina, le han abierto muchas puertas.
"Mucha gente-dice el doctor Carballo-, asocia mi apellido al histórico Frente de Unificación Sudcaliforniana(FUS), del cual mi tío, el doctor Francisco Cardoza , y mi padre Roberto Carballo Cordero, fueron fundadores del FUS, una de nuestras mejores herencias políticas que todavía calan en el imaginario colectivo...Además, nuestro trabajo político como regidores de verdadera oposición ha sido valorado más de lo que nos esperábamos. La gente ya está harta de tanta politiquería, te mira a los ojos y sabe quiénes hablamos con la verdad, que no venimos a esquilmarlos por la obsesión del poder por el poder. Yo vivo de mi profesión, no tengo necesidad de esquilmar a nadie ni de convertirme en otro vulgar saqueador como los actuales. Ojalá y otros profesionistas, otros universitarios, empezando por nuestra generación, se decidieran a participar en política, a ejercer sus derechos pero también sus obligaciones ciudadanas. Solamente así podremos aspirar a renovar el ambiente político y a ser corresponsables con nuestra gente, con nuestro entrono al que nos debemos, porque es la apatía de muchos que tuvimos el privilegio de la educación superior, lo que les ha dejado el camino libre a la canallada política."

 Este es el exhorto del doctor Carballo Cota, de Alejandro, padre de dos hijos, ambos brillantes y honestos profesionistas, como su padre, quien de acuerdo con sondeos como el del Grupo Académico Interdisciplinario Multimedia Plus, encabeza las preferencias en el III Distrito. Suerte amigo, aquí tienes otro voto de calidad.  

No hay comentarios: