Loading...

lunes, 7 de febrero de 2011

Llegó la hora de Peña Nieto


La historia en breve

Ciro Gómez Leyva

  • Enviar Nota
  •  
  • Imprimir
  • 2011-02-07•Al Frente
Bajita la mano, se pueden contabilizar cinco derrotas en fila. Las cinco por ocho o más puntos de diferencia: Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Guerrero y, al parecer así será, Baja California Sur.
No es precisamente la racha de una aplanadora. Lo decíamos el lunes pasado, lo repetimos después de Baja California Sur: la percepción de que el PRI regresará a Los Pinos se ha desvanecido. De aquel PRI que a mediados de 2009 ganó 185 de los 300 distritos en el país y (con el Partido Verde) superó al PAN por 5 millones de votos, y (sin el Verde) por 8.5 millones al PRD, no queda mucho más que la estadística. Desgaste, confianza, errores, alianzas, lo que sea, la percepción está rota.
Llegó la hora de Enrique Peña Nieto. No sólo porque la siguiente estación es el Estado de México, sino porque el gobernador y líder en las encuestas de 2012 ha marcado esa elección como prerrequisito para preparar la marcha sobre Los Pinos.
Peña Nieto tendrá que abocarse ya a dos tareas cruciales: formar con Humberto Moreira un equipo de primera línea en el PRI, y acertar en la selección de Alfredo del Mazo o Eruviel Ávila (quizá Luis Videgaray) como candidato del partido para vencer a PAN, PRD, lopezobradorismo, o todos juntos, en los comicios de julio.
Mucho se ha hablado de las virtudes y carencias de Peña Nieto. Es hora de saber qué tan grandes son unas y otras. Llega en buena posición y prácticamente intacto a la cita con el destino.
A partir de este momento, una parte sustancial de la narrativa política versará sobre la capacidad del gran mito mexiquense para transformarse en mariscal de una batalla que prefigura durezas sin precedentes.
gomezleyva@milenio.com

No hay comentarios: